Óleo sobre lienzo

Autor: Mercedes Santos Moray | Fuente: CUBARTE | 07 de Abril 2009

Oil on canvas (Oleo sobre lienzo) es el volumen de cuentos por el que recibió, en el 2008, el Premio Alejo Carpentier, en el género de cuentos, la escritora y periodista Gina Picart que, como se apunta en una de las solapillas de la edición realizada por Letras Cubanas, es “una obra de difícil clasificación” y más adelante, al referirse a su autora señalan “la crítica la ubica entre los escritores que se desmarcan del canon literario tradicional”.

En una entrevista concedida a La Jiribilla, Gina afirmaba: sé que muchos escritores llegan a estar tan obsedidos por el deseo de ganar un determinado premio, que comienzan a aplicar técnicas que se pudiera llamar de “marketing de jurados”. Yo nunca lo he hecho. Al contrario, diría que he escrito y he concursado casi “contra” jurados. No puedo escribir para complacer a otros, no puedo plegarme a eso, porque yo escribo por vocación.”

Realmente en su bibliografía ella ha evidenciado esa coherencia consigo misma, al escoger no sólo temáticas no muy tratadas o poco abordadas dentro de nuestras letras contemporáneas, sino porque además lo ha abordado con una sutileza y una vehemencia singulares.

Y es que en la escritura de esos relatos, como en otros libros suyos como su novela,Malevolgia hay una labor de orfebrería, que tiene como nutriente no sólo la entrega a la escritura, sino su propia voracidad como lectora, y como creadora de un discurso literario que se apoya, esencialmente, en la honestidad de sus reflexiones, proyectada su espiritualidad por los escenarios de la mística, la filosofía y la poesía, y también por la erudición de quien estructura su obra con el alimento de vivencias, experiencias y de mucha investigación, de un notable tiempo dedicado al estudio y a la meditación.

Avanzar por la literatura gótica, como en el cuaderno de cuentos, así como por el terreno infinito de la fantasía y de la imaginación, introducirse en el campo de la ciencia ficción sin concesiones a un canon, requiere de mucha voluntad, de una poética muy definida y propia que la salva del mimetismo y sobre todo de la banalidad.

Los universales están en sus códigos, no sólo porque las historias, circunstancias y personajes que nos presenta la autora, trasciendan la geografía insular y especialmente esa terrible cuota de provincianismo, sino porque a la manera del Medioevo, y también de los tiempos helénicos, Gina Picart se obsesiona con el sentido último, o tal vez el primero de la pregunta clave de todo pensamiento filosófico, el ser, de ahí la fuerte presencia en esa límpida escritura, en la que no hay abundancia de adjetivos y que califica por la esencia y no por la apariencia sus relatos, la presencia de esa sistémica angustia ontológica y epistemológica que hace de esta obra un aire nuevo, que si bien puede ser difícil de leer para quien carezca de elementos y referentes, puede sin embargo convertirse en un reto y además ser en verdad un estímulo para la inteligencia y la razón, para la sensibilidad de los lectores a quienes atrapa con sus textos.

Temas medievales y célticos, el campo de lo esotérico, (que sí interesan a muchos en Cuba), así como las complejas lecturas que se apartan de la simplificación y del camino trillado, la búsqueda de fuentes diversas y complejas, el referente ético y también la religiosidad intrínseca de esa prosa, incluso cuando aborde un argumento contemporáneo, son los elementos incorporados por la narradora quien realiza también invitación a la lectura que es, y siempre debería serlo, una aventura para el ser humano.

La deuda de la palabra con la imagen visual se traduce en cada una de las historias y de los acercamientos de Gina Picart y que materializó en su cuaderno Oil on canvas, así como ese desplazamiento temporal, viaje hacia el interior del sujeto, cuando se abordan personajes y referentes intertextuales como se evidencia en relatos como el dedicado a o el cuento El nombre de la fosa, más explicita la presencia de la novela de Eco El nombre de la rosa y ese fascinante horizonte de los códices medievales.

Ella, en una suerte de acto de fe, declaró en aquella entrevista que he citado: “Oil on canvas, me temo, es un libro de catarsis y exorcismos. Es una obra que yo escribí después de las más terribles experiencias que he vivido, la muerte de mis padres y muchas cosas espantosas que me pasaron en menos de un año. Aunque no hable nada de eso en el libro, me doy cuenta de que ese dolor, muy profundo, está detrás de cada sílaba, especialmente en el primer cuento, Ventana frente al mar. Sin embargo, encuentro que es una obra a la que no le falta cierta luz; incluso hay un cuento que, a pesar de todas mis penas, llegó a divertirme mucho mientras lo reescribía.

“No son textos donde existan cambios formales. No me atrae hacer literatura experimental, no me seduce. Pienso que la estructura de la mente humana es lineal, o sea, el hombre actual sigue percibiendo el mundo de una manera secuencial, como cuando escuchaba las historias de los bardos junto a las hogueras, y lo experimental es la búsqueda para “decir” de una forma diferente. Eso está muy bien, no lo cuestiono, pero no me seduce en lo absoluto… hasta ahora. Tengo 51 años, espero seguir escribiendo, y quién sabe qué me va a pasar dentro de un par de libros más. A lo mejor me vuelvo una escritora experimental, pero no es mi proyecto. A mí me basta con contar una historia de una manera hermosa.”

Imprimir
|
Enviar
|
Arriba
PRENSA

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s