Para Librealfin, comentarista

Reconozco, me inculpo, me flagelo, me goleo a mí misma y todos los otros términos de autocastigo que existan en el diccionario de la RAE o se te ocurran a ti, por desconocer la historia de cómo el palacete de la condesa Revilla de Camargo pasó a manos del Gobierno Revolucionario. No me parece exacto decir que el señor Fidel se lo robó, pues creo que nadie lo ha visto jamás haciendo uso particular del inmueble para su solaz y esparcimiento. Créeme, no tengo nada contra la condesa, como no sea saber que era la furibunda rival social de mi adorada, venerada y respetada Catalina Lasa del Río. Pero en lo personal, nada, te lo juro. La única reflexión que se me ocurre hacer para ti es que estoy casi, casi segura de que María Luisa, doña María Luisa, jamás me habría permitido entrar a su casa, a mí, escritora, periodista y todas las otras cosas que puedes encontrar en mi curriculum. Sin embargo, desde hace veinte años doy allí muy buenas lecciones de Historia del Arte a mi hija, que lo disfruta enormemente y que, en parte gracias a María Luisa —y a sus “robadores” como tú los llamas, me da igual— hoy es una mujer culta de gustos refinados. Para serte sincera, si hubiera que derramar alguna lágrima, la derramaría por las severas depredaciones que ha sufrido la casa de Catalina, mil veces más interesante y valiosa desde el punto de vista arquitectónico. ¿No quisieras acompañarme a echar unas lagrimitas por tan grande pérdida para el patrimonio nacional cubano…? Pues aunque ya eres librealfin, imagino que no habrás dejado de ser cubano/a… ¿o es que de verdad te crees que te has vuelto francés/a…? A propósito: ¿no quieres contar a mis lectores cómo fue a parar al Museo de Bellas Artes la famosa colección de arte antiguo del conde de Lagunillas…? Y para que me ayudes a ahorrar tiempo, ¿no quieres contar aquí cómo le fue “robado” el palacete a la señora Gómez Mena…? Si yo fuera tú, estaría dando gracias al Altísimo porque los sansculottes de aquí no destruyeran todo, como las hordas de Atila en réplica de siglos anteriores. ¿No te parece que acá fueron más inteligentes…? Si es necesario rectifica mi francés, que no te odiaré por eso. Una última cosa: yo no tengo militancia política. Si respondes, sería completamente ocioso que incluyeras argumentos en esa dirección.
Feliz 2010, querido/a, te deseo muchos clientes.

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Para Librealfin, comentarista

  1. juan pablo dijo:

    Je je je je je…
    No debió haberte buscado la lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s