AMOR ENTRE REJAS

 (NOTA: Las versiones del poema y la canción que utilizo en el texto fueron tomados de internet y no puedo responder por su total fidelidad).

Esto no es exactamente una adivinanza, aunque se le parezca: ¿Qué tienen en común estas dos canciones: El adiós del soldado, del mexicano Vicente Fernández, y Elegía a Ramón Sijé, del poeta español Miguel Hernández?

 ELEGÍA

El poeta español Miguel Hernández

El poeta español Miguel Hernández

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como el rayo Ramón Sijé,
a quien tanto quería).

Yo quiero ser llorando el hortelano /de la tierra que ocupas y estercolas, /compañero del alma, tan temprano. /Alimentando lluvias, caracolas /y órganos mi dolor sin instrumento/
a las desalentadas amapolas /daré tu corazón por alimento. /Tanto dolor se agrupa en mi costado, /que por doler me duele hasta el aliento. /Un manotazo duro, un golpe helado, /un hachazo invisible y homicida, /un empujón brutal te ha derribado. /No hay extensión más grande que mi herida, /lloro mi desventura y sus conjuntos /y siento más tu muerte que mi vida. /Ando sobre rastrojos de difuntos, /y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos. /Temprano levantó la muerte el vuelo, /temprano madrugó la madrugada, /temprano estás rodando por el suelo. /No perdono a la muerte enamorada, /no perdono a la vida desatenta, /no perdono a la tierra ni a la nada. /En mis manos levanto una tormenta /de piedras, rayos y hachas estridentes /sedienta de catástrofes y hambrienta. /Quiero escarbar la tierra con los dientes, /quiero apartar la tierra parte a parte /a dentelladas secas y calientes. /Quiero minar la tierra hasta encontrarte /y besarte la noble calavera /y desamordazarte y regresarte. /Volverás a mi huerto y a mi higuera: /por los altos andamios de las flores /pajareará tu alma colmenera /de angelicales ceras y labores. /Volverás al arrullo de las rejas /de los enamorados labradores. /Alegrarás la sombra de mis cejas, /y tu sangre se irá a cada lado /disputando tu novia y las abejas. /Tu corazón, ya terciopelo ajado, /llama a un campo de almendras espumosas /mi avariciosa voz de enamorado. A las aladas almas de las rosas /del almendro de nata te requiero, /que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

EL ADIOS DEL SOLDADO

Adiós, adiós, lucero de mis noches, / dijo un soldado al pie de una ventana. / Me voy, pero no llores alma mía, que volveré mañana. / Ya se asoma la estrella de la aurora, / ya se divisa en el oriente el alba, / y en el cuartel cornetas y tambores/ están tocando dianas. / Horas después, cuando la negra noche/ cubrió de luto el campo de batalla, /y a la luz de un mar pálido  triste/ un joven expiraba. / se ve vagar la misteriosa sombra/ que se detiene al pie de una ventana/ y murmurar “Llores, alma mía, / que volveré mañana”

En primer lugar, aunque el poema de Hernández, ya está dicho, es un poema, fue musicalizado (e inimitablemente interpretado) por Joan Manuel Serrat, así que es

El cantautor catalñán Joan Manuel Serrat durante una de sus interpretaciones de  Elegía, de Miguel Hernández

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat durante una de sus interpretaciones de Elegía, de Miguel Hernández

también una canción, lo mismo que la de Fernández, y ambas composiciones tienen por tema la muerte, por lo que pertenecen al género poético elegíaco. En la primera, Hernández expresa su desolación por la muerte de su mejor amigo, y su ira y desesperación por no haber podido llegar a tiempo al entierro para cavarle la fosa con sus propias manos, según una promesa que los dos jóvenes se habían hecho tiempo atrás (“Aquel de nosotros que muera primero

La extraordinaria compositora e intérprete cubana María Teresa Vera, cuya versión de El adiós del soldado es una de las creaciones más conmovedoras que he escuchado

La extraordinaria compositora e intérprete cubana María Teresa Vera, cuya versión de El adiós del soldado es una de las creaciones más conmovedoras que he escuchado

cavará la tumba del otro.”), mientras la pieza mexicana habla también de una promesa, pero esta vez hecha por un soldado a su novia, de que sobreviviría a la guerra para volver a buscarla. El joven muere en combate, pero su sombra, atada por su promesa de amor, regresa al pie de la ventana de la amada, y le habla como si aún viviera. Si el poema de Miguel Hernández siempre me ha conmocionado por su telúrica emocionalidad, la letra de Fernández  también siempre me ha asustado, y hasta me inspiró un cuento de terror, La esfera de oro, ambientado en La Habana colonial. Dicho sea de paso, El adiós del soldado es una habanera, que en Cuba popularizó la compositora e intérprete María Teresa Vera (en mi familia todos la veneramos y la llamamos “la monstra”).

Pero, además del tema de la muerte entrelazado con el de una promesa póstuma (de amistad en un caso, de amor en otro), las dos composiciones tienen algo más en común, y es que en ellas se hace mención a los amores al pie de las rejas: “Volverás al arrullo de las rejas /de los enamorados labradores” en Elegía, y “Dijo un soldado al pie de una ventana” en Adiós de un soldado. Y me ha llamado mucho la atención, porque enamorar al pie de una ventana enrejada, además de ser un gesto de belleza poética propio de tiempos pasados —definitivamente perdida—, es una costumbre típica de la Cuba colonial, inmortalizada en numerosos cuadros y grabados de época, en novelas, cuentos y poemas. Así susurraba Leonardo Gamboa sus primeros requiebros al oído de la bella mulata Cecilia Valdés en la novela homónima del gran escritor cubano Cirilo Villaverde, y Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, y sus amigos compusieron La Bayamesa para cantarla al pie de la ventana de una señorita a la que los tres pretendían con un espíritu caballeresco muy propio de mejores días. Los ejemplos serían infinitos.

Y… ¿de dónde, sino de España, le vino a Cuba esa costumbre tan romántica y fina de amores ventaneros? Y la Madre Patria, ¿de quién la heredó? Pues de la cultura árabe, que encierra a las mujeres de la casa en habitaciones separadas del resto del inmueble y llamadas serrallo o harem. Estas habitaciones tienen un modelo de ventanas propio de la

Celosías en la Alhambra

Celosías en el alcázar  de La Alhambra

arquitectura islámica: la celosía. En La Habana aún es posible observar algunos inmuebles con este tipo de ventana, que no se abre, sino está cubierta por una especie de artístico calado elaborado en el mismo material de la construcción, algunas veces tan bello y delicado que semeja un encaje. Este tipo de ventana permite ver hacia el exterior, pero desde la calle resulta imposible ver hacia dentro, y por tanto, el paseante nunca puede saber quién está detrás de la celosía. Los enamorados árabes, cubierto el rostro por su  viril tocado, pasaban bajo las celosías, que a veces daban a un jardín interior con árboles frutales y alberca, donde se solazaban las bellas, y allí intercambiaban algunas rápidas frases dulces y enervantes con la dama de sus sueños, cuyo semblante no podían ver, y solo debían conformarse con escuchar su voz, que a menudo respondía en susurros. De esas imágenes rebosan Las mil y una noche árabes.

Si bien es cierto que las costumbres libres de hoy, donde no existen barreras para los cuerpos, encuentran todo esto ridículo y se burlan de las antiguas restricciones que encerraban a las mujeres a veces de por vida y sin ver el sol, no es menos cierto que este modo de cortejar tenía un grado muy elevado de glamour, de misterio excitante, de fantasía sin bridas. Quienes conozcan la obra del poeta persa Omar Kayyam o hayan leído las novelas del viajero francés Pierre Loti, entenderán de qué hablo. Esta ocultación devenida imposibilidad, obstáculo, ansia insatisfecha y a veces sin esperanza, obligaba al amante a sublimar su deseo, por lo que su pasión, sin dejar de ser muy viva, adquiría fuertes tintes de espiritualidad, lo que la embellecía y elevaba, alejándola de los  bajos instintos o instintos primarios, como se los quiera llamar, que definen más la conducta sexual meramente animal que la del ser humano, aunque incluso dentro del reino animal hay especies, como las palomas —y no son las únicas— donde ninguna pareja se consolida sin un cortejo previo largo y sostenido, lleno de detalles, y donde el menor error o negligencia puede descalificar sin remedio al pretendiente. Miguel Hernández, natural de Orihuela, provincia de Alicante, Valencia, provenía de una tierra de moros donde prevalecían, y tal vez aún prevalecen, antiguas costumbres moriscas.

Nuestras muchachas de la Colonia no estaban encerradas en un harem ni ocultas trasventana colonial celosías, pero sí guardadas por rejas de bellísimo labrado que permitían ciertas alegrías, tales como un roce de manos, un beso que apenas si alcanzaba la piel de una mejilla temblorosa, un intercambio de cartas y billetes perfumados, pero, sobre todo, hacían totalmente posible ese lenguaje de amor hablado por los ojos con brillo de relámpagos, párpados que caen como lánguido velo sobre la sonrisa de aquiescencia, y la visión, inefable para un enamorado, del rostro de la persona amada. No deja, sin embargo, de estremecer a quien escucha la canción del soldado, la imagen de esa sombra que se alarga en la calle bajo la luna, mientras se va acercando despacio hasta la reja donde aguarda una doncella con el corazón oprimido por la angustia, quien sentirá un frío poco natural cuando el espectro se aproxime para darle la noticia de que, fiel a la promesa que le hizo horas antes, ha vuelto por ella al pie de su ventana.

He visto en Internet que El adiós del soldado no solo ha sido interpretada por los más famosos cantaurores latinoamericanos, entre ellos la sin par Chabela Vargas, sino que fue una canción muy cantada ¡entre los soldados norteamericanos que pelearon en la guerra del Golfo!, y está considerada internacionalmente como una de las más célebres canciones pacifistas de todos los tiempos.

.

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a AMOR ENTRE REJAS

  1. DR.MARRERO dijo:

    Miniatura
    Maria Teresa Vera – El Soldado

    Miniatura
    “El Adios Del Soldado”

    Adios , adios lucero de mis noches, dijo un soldado al pie de una ventana, me voy me voy no llores angel mio que volvere …
    Miniatura
    Diego Gutierrez – El adios del soldado

    En Barcelona… Mayo 2009. El trovador cubano de Santa Clara Diego Gutierrez interpreta asi de bien una canción realmente …
    Miniatura
    El adios de un soldado

    Miniatura
    3:12Ver más tarde Nostalgia Cubana – Maria Teresa Vera y Lorenzo Hierrezuelo – Longina

    • ginapicart dijo:

      Vaya qe es usted rápido, mi estimado doctor, ja ja.

      • DR.MARRERO dijo:

        RAPIDÌSIMO…SEÑORÌSIMA……RESPETOS…YO

      • DR.MARRERO dijo:

        SEÑORÌSIMA,POR SU PASÒN PERSA,LE ENVÌO ESTE TRABAJO,SOBRE EL DÌA DE LAS BRUJAS,EL ACTUAL :HALLOWEEN……….ABRAZOS FRATERNOS ,RESPETOS ETERNOS….GRAN BESO EN LA FRENTE DE SU BABY A UD.,EN LA MEJILLA….

        Halloween

        En mi lejana infancia cubana(matancera) recuerdo haber presenciado una o dos celebraciones.No era una costumbre generalizada, eran selectivas y aisladas efectuandose generalmente por familias pudientes y en lugares de residencia precisos.

        Esta fiesta es sobre todo conocida en USA y Canadà, sin embargo fiestas similares se pueden encontrar en otros paises y latitudes…..con otros nombres pero la misma esencia temàtica: el mundo de los espiritus, los muertos,las hadas, brujas e incluso el mismo diablo, en S. America Hawasagandui, en Afica Egungun y en Asia Obon…….
        Como antecedentes se remontan al siglo V a.c…….los celtas celebraban las fiestas del Samhain a finales de octubre, mes que segun ellos los fantasmas y demonios vagaban por la tierra, cobraba importancia el inicio simultaneo de las cosechas.
        En el siglo I a.c.los Romanos conquistan a los celtas y tambien se apoderan de los ritos espiritistas del Samhain.
        Bonifacio IV en el siglo VII establece el Dia de Todos los Santos y en el siglo X la Iglesia da como fecha del Dia de los Muertos al 2 de Noviembre.
        La primera vez que aparece inscrito con su nombre data de el siglo XVIII, miles de Irlandeses que vienen a este pais en el siglo XIX ya traen las costumbres de Halloween con ellos.
        En el siglo XX comienza a celebrarse y se expande por todo el pais……a partir de entonces se convierte en una gran fiesta comercial que genera millones de dolares.
        SIMBOLOS Y COSTUMBRES
        Los celtas apaciguaban a los malos espiritus con los DULCES, de aqui la tradicion de ir por las casas y pedirlos a cambio de una oracion por los difuntos.
        En los inicios se ahuecaban los NABOS, ahora son CALABAZAS. La vela se relacionaba para alejar los malos espiritus, otros creian que representaba un alma atrapada en el Purgatorio….
        En principio los Celtas se contraponìan a los espiritus con los DIFRACES, era la forma tambièn de alejarlos.
        La Iglesia fue mezclando estas fiestas poco a poco y este rito pagano se combina con el Dia de los Muertos y el de Todos los Santos……se visitan las casa y se hablan de santos, hadas, vampiros, brujas y zombies….amplio mosaico….
        Hoy en dia la religion WICCA, que practica los ritos y brujerias celtas, siguen llamando a la festividad Samhain.
        Por ultimo, la iglesia considera que es una manifestaciòn antibìblica y se basan en citas del Levìtico, Galatas y Deuteronio
        Interesante….les deseo un feliz Halloween….
        DR.MARRERO…

      • ginapicart dijo:

        ¡¡¡Ah, muchas gracias, dr. Marrero! Soy muy aficionada al celtismo. Como me interesa tanto la antropología, soy muy aficionada al estudio de las religiones. Tengo una foto preciosa de un campo nocturno sembrado de calabazas iluminadas, la buscaré para subirla aquí en honor a ustd. Solo que la wicca y las antiguas prácticas celtas o de las brujas que quemó la Inquisición, yo no las llamaría brujerías, sino una religión diferente de la nuestra, pero que fue la base de la civilización europea, y además, es uno de los complejos culturales más hermosos, raros y poéticos que yo conozco.. No soy una wiccana, más quisiera, jaja, pero es una religión que respeto por su extraordinario amor a la Tierra y su afán por protegerla de las depredaciones del hombre moderno. ¿Sabía usted que cuando la invasión a Normandía, la víspera, el covent de los brujos mayores de la Golden Dawn o de otra secta importante que ahora no recuerdo exactamente, se reunieron junto al mar para hacer magia en favor de los aliados, invocar a las potencias, llaman a eso. El más anciano de los trece murió días después de una bronconeumonía, porque aquella noche hubo tormenta, pero los brujos no interrumpieron su trabajo en favor de la paz y contra el nazismo…

  2. Miguel dijo:

    Quisiera completar y corregir la letra de la canción El Soldado, como la cantan María Teresa Vera y Lorenzo Hierrezuelo (Compay Primo): Adiós, adiós, lucero de mis noches, / dijo un soldado al pie de una ventana. / Me voy, pero no llores alma mía, que volveré mañana. / Ya se asoma la estrella de la aurora, / ya se divisa en el oriente el alba, / en el cuartel tambores y cornetas/ están tocando dianas. / Horas después, cuando la negra noche/ cubrió de luto el campo de batalla, / a la luz de un vivac, pálido y triste/ un joven expiraba. / Alguna cosa vería el centinela,/ que al sentirse morir dijo en voz baja / soltó el fusil, luego cerró los ojos, y se enjugó una lágrima. / Hoy cuenta por doquier, toda la gente,/ que cuando asoma por el Oriente el alba/, en el cuartel, tambores y cornetas, están tocando diana./ Se ve vagar la misteriosa sombra/ que se detiene al pie de una ventana/ y murmurar “no llores, alma mía, / que volveré mañana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s