¡BASTA DE IMPUNIDAD! CUBA NECESITA CON URGENCIA LEY CONTRA EL MALTRATO ANIMAL

Italiana 1~1

Estas imágenes de perros de pelea maltratados fueron tomadas por la turista italiana que denunció los hechos. Hay otras más precisas que aportan datos concretos.

Siempre he amado a los animales, en especial perros y caballos. No creo que el resto de la Humanidad esté obligado a compartir mis gustos ni en este terreno ni en ningún otro. Pero sí tengo la firme convicción de que todos los seres humanos tienen la obligación, si no de proteger, por lo menos de respetar la biodiversidad, de respetar todo lo que pertenezca a cualquiera de los tres reinos de la naturaleza. Ya lo dijo Gandi, uno de los hombres más sabios de todos los tiempos: un país se mide por la forma en que trata a sus animales. Aunque la frase no es textual, mi versión es muy similar al original, y si los cubanos nos la aplicáramos a nosotros mismos, los resultados serían catastróficos.

 Tengo dos historias sobre maltrato animal que prefiero reproducir textualmente. No menciono datos que permitan identificar a quienes enviaron estos mensajes ni a quienes los han circulado, ni estoy obligada a hacerlo, y tampoco puedo dar fe de la verosimilitud de los hechos narrados, pues yo no fui testigo presencial; sin embargo, no dudo de la seriedad y buena intención de mis fuentes, y en lo personal, yo creo que todo eso sucedió. Lo único que se necesita saber es que el mal está muy avanzado entre nosotros y hay que cortarlo de raíz.

 Historia UNO:

 ALERTA A TOD@S Y POR FAVOR QUIEN PUEDA CORRER LA VOZ Y HACERLA LLEGAR MÁS LEJOS, QUE LO HAGA PARA ASÍ FRENAR DE UNA VEZ TANTA CRUELDAD.
Este correo me llegó junto a unas fotos impresionantes que prueban
cuanto se expone en el mensaje.
Por favor hagan caso omiso a los errores de conjugación que pueda
tener. Ha sido enviado por una turista italiana que tuvo que cargar en
su memoria recuerdos como este que marcan por siempre, o al menos a mí
me ocurre.
Ahí les va!
Hola, mi nombre es […] y yo acabamos de regresar de un viaje a
Cuba Viaje maravilloso, excepto que por desgracia ocurrió en una casa
particular donde 2 perros seguir luchando. Uno de ellos, en los días
en que estuve allí, era volver después de una pelea y se mantiene
unido con una cadena muy corta a una barandilla en una terraza soleada, herido. El Grim, un Rottweiler siempre se mantiene debajo de una escalera, una jaula de concreto con una puerta cerrada. Por
supuesto, todo está ahí, comiendo y todo lo demás… También hay que
tener un halcón atado cerca de la perrera donde se celebró el primer
perro, con una corta cadena alrededor de su cuello.
He hecho un poco de preguntar por allí y todo parece normal, las
peleas están en la agenda, gallos, perros, caballos de carreras de
calle…. Tuve la sensación de que la policía estaba al tanto de,
pero[…]  Por eso esperé volver a Italia para denunciar esta cosa, así que
espero que usted puede hacer
qualcos. A continuación voy a escribir
todos los detalles para los Vignales / restaurante en particular.
*
[…]Los perros son entre el restaurante y las habitaciones.

 Historia DOS:

 Hola amigos, esta perra la recogimos el domingo pasado en la ocho vía cerca de

Ésta perrita de apenas un año de edad es la víctima del rastrero cruel. ¿POR QUÉ? ¿Y POR QUÉ TANTA IMPUNIDAD?

Ésta perrita de apenas un año de edad es la víctima del rastrero cruel. ¿POR QUÉ? ¿Y POR QUÉ TANTA IMPUNIDAD?

Jagüey. Nos montamos en una rastra y el rastrero, que venía desde Cienfuegos, traía al animalito amarrado de espalda en el fondo de la rastra, sin agua ni nada, a las 12 del día con tremendo sol!! Cuando subió a cobrar a todos los que montaron la desamarró y la cogió por las dos orejas y la tiró para la calle como si fuera un saco de basura. Y el pobre animalito se quedó todo torcido en la cuneta con una cara. Yo le grité que no hiciera eso y fui corriendo y le dije que me la diera que yo me quedaba con ella. El muy inhumano la volvió a agarrar, esta vez por una sola oreja, y la tiró de vuelta a la rastra luego de darle una vuelta en el aire. La perrita estuvo muy traumatizada el primer día pero poco a poco con mucha paciencia y cariño se ha relajado y ahora ha mostrado que es muy alegre y cariñosa. Debe tener máximo un año y no ha parido nunca. Se ve muy saludable, sin contar el ganglio que tiene inflamado en la oreja por el maltrato del domingo y uno que otro golpe que se le ve en la piel. Es una perra grande y serviría muy bien para cuidar una casa que tenga patio o sea grande […].

 Tengo muchas más historias que pudiera contar, si dispusiera de espacio en este trabajo, pero las anteriores son un buen botón de muestra de los niveles que ha alcanzado el maltrato animal en nuestro país. Tenemos religiones que sacrifican animales, entre ellos perros y gatos, mascotas domésticas incapaces de impedir que los humanos les arranquen la vida. Tenemos entusiastas de la crueldad deportiva que paladean con fruición salvaje las lidias de gallos, los combates de perros, como mismo paladearían las luchas de gladiadores si estuvieran en Roma en el siglo III. Tenemos vecinos incómodos que envenenan perros y gatos ajenos, aún cuando se trate de animalitos enfermos o abandonados que algún ser piadoso ha recogido con la noble intención de aliviar sus males. Tenemos hombres enormes, fornidos, que propinan cada día terribles golpizas a sus perros, con ensañamiento, con alevosía, y amenazan con idéntica ferocidad a quienes pasan y les suplican que no peguen al animal, a la mascota de compañía, al ser que ha acompañado al humano desde que todavía no se erguía bien sobre dos pies y era casi un animal más, y el perro lo defendía para que otros animales más grandes no lo devoraran, para que no le comieran sus sembrados, para que no le invadieran la cueva donde cobijaba a su familia.

 El hombre siempre ha pagado muy mal a los animales a cambio del amor incondicional y la fidelidad a toda prueba que ellos saben darnos. Sin embargo, en muchos países de Occidente existen mecanismos creados para proteger a los animales, nuestros compañeros en la naturaleza, de nuestros propios instintos bestiales, por lo que se ve, muy pronunciados en nuestra isla, para dolor y desesperación de muchos cubanos que conservan intactos sus buenos sentimientos y su decoro. Hemos sido capaces de crear organizaciones para cuidar de los animales, tenemos al menos dos de ellas bien organizadas, y muchas personas dispuestas a ayudar, muchas personas indignadas que hacen cualquier cosa por ayudar a los seres que irresponsablemente calificamos de irracionales, pues ya la ciencia ha demostrado que poseen conciencia, sentimientos, sueños y deseos. Pero todavía, aunque resulte inconcebible, no tenemos en Cuba leyes de protección animal.

 ¿No es hora ya de que comencemos una batalla muy seria por conseguirlas? ¿No es hora ya de que atiendan nuestra solicitud las instituciones que tengan potestad para hacerlo? ¿Debemos seguir tolerando una crueldad que no solo daña a víctimas inocentes , sino que erosiona profundamente la moral y la condición humana de quienes practican esta clase de abusos y de crímenes? Pues crimen es, y no otra cosa, ejercer tortura, provocar dolor y matar o hacer morir a otros seres vivientes sin más fin que la satisfacción de los más groseros y bajos instintos de la naturaleza humana. Quien se dedica a estos extraños pasatiempos, estos entretenimientos sangrientos, tiene el alma muy enferma. Es verdad que se gana mucho dinero echando a pelear perros entrenados para ello, sobre todo si se tiene en cuenta que ese negocio tan lucrativo exime a ciertos ciudadanos de su obligación de trabajar honradamente para ganar su pan. Y ni qué decir de las célebres y tan gustadas vallas de gallos. ¿Qué clase de sociedad estamos creando si seguimos permitiendo que estas atrocidades continúen? ¿Qué ejemplo damos a nuestros niños, a nuestros jóvenes, que ya están tan carentes de valores morales y cívicos, como repetimos todos los días en la prensa, en las escuelas, en los centros de trabajo…?

 La sociedad cubana tiene que hacer algo para terminar con la depredación del animal humano sobre otras especies animales. Y ese algo necesita contar lo mas pronto posible con apoyo oficial, con leyes que respalden a quienes estamos dispuestos a librar esta lucha, que no va a ser fácil, porque va a atentar contra intereses económicos fuertes, contra muchos cerebros perturbados, y no tendría otra retribución que la satisfacción de sanear nuestra conciencia moral como individuos y como pueblo. Los ciudadanos amantes de los animales necesitamos apoyo oficial, y lo exigimos de inmediato. Es nuestro modo de contribuir al mejoramiento humano en el que creía Martí. Mientras tanto, sepan los maltratadores que los defensores estamos aquí y seguiremos luchando.

 

 

* La turista que envió esta información también escribió la dirección del lugar donde presenció los hechos de maltrato animal. Esa dirección estaría a disposición de las autoridades competentes en caso de que la solicitaran para tomar alguna medida.

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¡BASTA DE IMPUNIDAD! CUBA NECESITA CON URGENCIA LEY CONTRA EL MALTRATO ANIMAL

  1. Julio Gomez dijo:

    Gina, me encanta tu blog. Mi llegada a Florida se acompañó de un alcatraz deteniendo nuestro ómnibus al estar en medio de una carretera . Me admiro el respeto por la fauna. En Florida existen leyes que criminalizan el abuso físico de los animales, los cuales ocupan un importante lugar en la vida de las familias . Sent from my iPhone

    >

  2. Es cierto amiga……..pero Cuba necesita con urgencia tantas cosas que………… bueno, major no hablar…y por cierto esta no es la mas urgente. Un abrazo!!!!! Date: Fri, 9 May 2014 23:34:10 +0000 To: wilfredoramos_16@hotmail.com

    • ginapicart dijo:

      PRECISAMENTE PORQUE ESE PROBLEMA DEL MALTRATO ANIMAL ES INSIGNIFICANTE COMPARADO CON OTROS QUE CONFRONTAMOS, ES PROBABLE QUE SE RESUELVA PRIMERO. LOS GRANDES PROBLEMAS ASUSTAN Y PARALIZAN.

  3. Bárbara dijo:

    No hay abuso pequeño, hay que luchar por erradicar todo abuso, sea a los animales o a las personas en su diversidad, o llegaremos a ser un pueblo sin corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s