El Circo del Sol: Mundos lejanos

El filme en 3D titulado Mundos Lejanos, exhibida este sábado por la televisión cubana, es, sin duda, una experiencia que el espectador puede calificar, cuando menos, de extraña y sorprendente, y ello se debe a que la compañía acrobática más famosa del mundo tiene ya muy poco que ver con el circo tradicional al que la Humanidad estaba acostumbrada. El Circo del Sol no solo ha creado un producto cultural inimitable, sino que ha devenido experiencia que participa de la doble naturaleza de marca cultural y sello de la posmodernidad.

Resulta difícil para el espectador cubano actual, bastante ajeno al mundo del espectáculo tal como es entendido en Occidente —donde el musical de Brodway ha impuesto un estilo magno de realización—, comprender y disfrutar las propuestas de El Circo del Sol más allá de lo que estas ofrecen en una dimensión mucho más amplia que la propia circense. Porque El Circo del Sol, a pesar de no renegar del linaje del que descienden todos los circos del mundo: el concepto de freak circus que integra acróbatas, malabaristas, trapecistas, payasos, animales y sus domadores, magos, tragafuegos, tragaespadas, echadoras de buenaventura, enanos y seres deformes y otros fenómenos, ha recurrido en su concepción a otros territorios del arte tales como el teatro, en primer lugar, el ballet, la danza, la música, una nueva óptica del diseño de vestuario y una estructura absolutamente intelectual para sus realizaciones.

Mundos Lejanos pertenece por entero al formato de trabajo de El Circo del Sol. Tiene una estructura dramática central, un hilo conductor, una historia que cuenta cómo una muchacha del Medio Oeste norteamericano (el personaje se llama Mía y su aspecto exterior evoca a la actriz norteamericana Mía Farrow) acude a una función de esta compañía en su pueblo y se enamora del trapecista, pero este, al cometer un fallo en su número cae a tierra y se hunde en una especie de túnel al que la chica se arroja también, y conduce a ambos a una serie de mundos mágicos a través de los cuales ella buscará al joven asistida siempre por diferentes guías, hasta que la pareja logra reencontrarse. La secuencia final de esta reunión, concebida como un ballet gimnástico en el aire, es de una magnífica belleza y resulta inolvidable.

El viaje de la chica transcurrirá a través de diferentes mundos, lo cual responde a la estructura arquetípica del viaje iniciático al estilo del descenso de Orfeo a los Infiernos, el recorrido de Dante por el Infierno, el Limbo y el Paraíso, el viaje de Alicia por El País de las Maravillas y otros muchos ejemplos presentes en los mitos y el arte universales. En cada mundo ella contará con la ayuda de un personaje que hará las veces de guía, como un nuevo Virgilio. El primero es un payaso del propio Circo, quien resulta, además, un guiño cultural al celebérrimo musical El Fantasma de la Ópera, lo cual resulta evidente cuando le vemos conducir a la joven sobre las aguas de una laguna usando como barca una sombrilla. Vestido de negro, con un maquillaje que remeda una máscara blanca y de pie junto a la joven sentada, el conjunto resulta la viva recreación de la escena donde el Fantasma navega por las aguas pantanosas de los sótanos de la Ópera de París en una barquilla primorosa, en la cual lleva como pasajera de lujo a la joven cantante lírica a la que ama, para conducirla a sus dominios subterráneos. En otro momento del viaje el guía se transforma en un triciclo manejado por un conductor invisible, del que solo vemos sus botas, pero el espectador avisado descubrirá enseguida, aunque no pueda explicar claramente la razón, que se trata de una metáfora visual del omnipresente Charlot. La clave estaría, tal vez, en que las botas pedalean con esa hilarante espasticidad propia del cine mudo, y de un modo subliminal remiten de inmediato a ciertas escenas de un viejo filme de Chaplin donde el inefable Charlot escapa en un triciclo. El último de los guías resulta ser una enorme cabeza de conejo hecha de pana, con grandes orejas puntiagudas, sobre las cuales en determinado momento se pone de pie y corre, cambio de colocación mediante el cual se transforma en otro ser perteneciente al mundo de la fantasía, y este es solo uno de los innumerables ejemplos de cómo El Circo del Sol aplica una de las técnicas de creatividad más utilizadas en el trabajo de formación del actor, dirigida a desarrollar al máximo la imaginación para que sea capaz de explotar todas las potencialidades de comunicación de los objetos.

Tal vez sea este flujo constante de referencias y guiños culturales una de las principales dificultades que plantea El Circo del Sol a los espectadores, teniendo por consecuencia que muchos de ellos pierdan la posibilidad de un pleno disfrute del espectáculo, al no poder alcanzar la completa comprensión de todos los significados y significantes que subyacen en las puestas en escena de la compañía. Y no deja de resultar redundante que a pesar de que el trabajo del Circo utiliza un lenguaje universal para ser comprendido en todas partes, sea este mismo espesor de universalidad en el empleo de símbolos y referentes el que mutile la comprensión total del espectáculo por parte de la concurrencia, pues se necesita un background cultural muy amplio para estar a tono con el altísimo reto que entraña la multiculturalidad como superobjetivo, no solo de El Circo del Sol, sino de cualquier obra de arte.

Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para el crecimiento veloz de la compañía, que en sus comienzos fue solo un grupo de artistas callejeros de Québec, Canadá, subvencionado por el Gobierno e integrado por zanqueros y malabaristas aglutinados en 1984 en torno a la figura de Guy Laliberté, quien desde entonces la ha dirigido y reinventado sin cesar hasta conseguir lo que hoy ofrece a los públicos de todo el mundo. Algunas estadísticas pueden dar una idea aproximada de la celeridad de esta consolidación: El Circo… se expandió rápidamente durante los años 1990 y 2000, período en el que contrató a 4 000 empleados en más de 40 países, con un total de 22 espectáculos exhibidos en 250 ciudades de los cinco continentes, y con ingresos al año superiores a 800 millones CAD hasta 2010. La carpa original para el espectáculo Le Grand Tour tenía capacidad para albergar hasta 800 personas en su interior, en comparación a las 2500 que podría albergar en 2004, y al número aún mayor que puede recibir en la actualidad. En las múltiples funciones ofrecidas continuamente en Las Vegas reciben a más de 9 000 espectadores cada noche, lo cual da un total de 3 millones de espectadores tan sólo en esta ciudad. En 2008 El Circo… se asoció con grupos de inversión de Dubái, Emiratos Árabes Unidos. También han incursionado en el cine llevando a la pantalla grande la realización de sus imponentes espectáculos. Entre sus muchas estrategias de crecimiento se cuenta la extensión de marca: el lanzamiento de una línea de ropa, la creación de centros de entretenimiento en diferentes puntos del planeta que incluirían spás, clubes nocturnos y restaurantes. Como parte de su imagen pública, la compañía ha destinado desde su fundación el 1% de las ganancias económicas, obtenidas por las ventas de sus espectáculos y productos, a programas sociales para combatir la pobreza, y asegurar el abastecimiento de agua para todos en el mundo, a través de su organización One Drop Foundation. Colabora con diversas ONG y tiene un programa especial destinado a ayudar a jóvenes con dificultades de integración social.

El Circo del Sol ha realizado más de 30 espectáculos. En la preparación de cada uno invierte varios años de trabajo. La selección del personal es rigurosa y se busca, en primer lugar, el talento, y en segundo, la capacidad del artista para trabajar en equipo, pues una de las estrategias de la compañía ha consistido en abolir el sistema de estrellas, sustituyéndolo por un acendrado sprit de corps y priorizando por encima de las figuras individuales el valor espectáculo. Otra de las estrategias ha sido la total eliminación de animales, uno de los elementos característicos del circo tradicional. Todo en El Circo del Sol corre a cargo de la imaginación.

Algunas de las piezas que han dado mayor celebridad a El Circo del Sol han sido Mystere, una exploración de los orígenes de la vida en nuestro universo, compuesta con núcleos temáticos tomados de numerosas mitologías provenientes de diferentes culturas, y la música se enfocó en ritmos «étnicos» de inspiración española, africana y de Europa del Este; Alegría, cuyo repertorio musical continúa siendo hasta la fecha uno de los más vendidos por la compañía; Delirium; Saltimbancum; Quidam, cuya historia se basa en el mundo onírico de una adolescente; O (del francés eau, agua), un espectáculo basado en el agua, para el cual fue necesario construir un teatro especial con un costo de cien millones de dólares, en cuyo centro fue colocado un tanque de 5,7 millones de litros de agua, y cuya producción ocupó aproximadamente 400 000 horas; La Nouba, estrenada en Orlando, Florida, en los predios de Disney World, con un libreto inspirado en los cuentos de hadas; Dralion, pieza en doce actos inspirada en el mundo oriental, que añade danzas chinas a los tradicionales elementos circenses de malabarismos y acrobacia, y cuyos cuatro protagonistas encarnan los cuatro elementos de la naturaleza, agua, aire, fuego y tierra; Zumanity, que Wikipedia define como “un espectáculo permanente en Las Vegas del género burlesco y cabaret. Este es el primer espectáculo para adultos del Circo del Sol, su eslogan es “el lado sensual del Circo del Sol […] una exploración imponente de las fuerzas ocultas detrás del deseo, y una celebración de la diversidad humana. Es sensual y sexual […] un espectáculo para los amantes, los supuestos amantes o simplemente para los fascinados por el amor. Y es la primera producción de El Circo… en donde solo se permite la entrada a mayores de 18 años”; Corteo, procesión festiva producto de la imaginación de un payaso, quien representa su propio funeral en un ambiente carnavalesco; Tótem, que ilustra la evolución de las especies desde el estado anfibio hasta el nacimiento de las alas; Mundos lejanos, hecha con música de The Beatles en buena arte inédita, aunque también incluye espacio para otro tipo de melodías, que utilizan cierta influencia de la música incidental hindú, y otras entre las cuales se cuentan las dedicadas a grandes figuras del arte como Elvis y Michael Jackson.

El Circo del Sol no solo filma sus espectáculos como verdaderas películas que luego comercializa en diferentes formatos con enorme éxito de ventas, sino que aprovecha la preparación de cada espectáculo documentándolo con suma prolijidad, y luego crea make in of, series de varios capítulos, documentales, etc., todo con fines comerciales. En la actualidad presenta un extenso catálogo de materiales cinematográficos. Una de las innovaciones que ha llevado a cabo en su estructura de operaciones ha sido reducir las tres pistas tradicionales en los grandes circos norteamericanos y europeos a una sola, lo que confiere una mayor densidad dramática y visual al espectáculo, intensificando su efecto potencial como imagen. Ello se refleja en sus producciones cinematográficas, en las que se aprecia una disposición especialmente favorable para las tomas y ángulos, que otorga mayor encanto y eficacia al espectáculo.

El Circo del Sol vende también su música en todo el mundo. El trabajo musical de la compañía ha sido igualmente interesante y brillante en su diseño y concepción. Han utilizado música clásica, étnica, pop (entre la que cuenta la de Elvis Presley y The Beatles), y también música compuesta expresamente para cada espectáculo, pero en la mayoría de los casos las canciones no están cantadas en ningún idioma conocido, sino en una lengua inventada cuya estructura se adecua a la melodía y a los estados emocionales que esta intenta trasmitir. Es este un procedimiento posmoderno que El Circo del Sol no ha inventado, pero que ha hecho suyo y es hoy una de las características que lo distinguen como marca cultural. Este lenguaje inventado es uno de los aspectos que acerca la estética de las producciones de la compañía a una de las obras literarias más extrañas y rupturistas de todos los tiempos: Alicia en el País de las Maravillas. En la génesis del idioma que El Circo… se ha creado parece haber tenido gran peso aquella declaración de Humpty Dumpty: Cuando yo uso una palabra, ‘ dijo Humpty Dumpty en tono despreciativo’, esa palabra significa exactamente lo que yo elegí que signifique. Ni más ni menos”.

Aún hoy se especula sobre si Carroll utilizó alguna especie de droga mientras escribía su obra cumbre, pues la dislocación de las estructuras propias del pensamiento lógico tienen en Alicia… resultados afines con la palabra psicodelia, que alcanzó tanta celebridad en los años 60, pero que un poco antes ya tenía un continuum en las producciones de Disney y en filmes para niños como El Mago de Oz, porque se trata de una línea que si bien Carroll —paradójicamente profesor de Lógica y Matemáticas— no inventó, sí llevó a su máxima expresión, dejando como legado una literatura modélica que no ha cesado de tener herederos. Mundos lejanos sigue esa estética carrolliana, que hunde sus raíces en los mecanismos y la dinámica del pensamiento mágico, y ello se percibe en el filme desde los primeros momentos, en el modo como la joven que acude al circo se hunde en el túnel que se ha tragado a su enamorado, pues es la misma vía — caída por un hueco— mediante la cual Alicia cruza el umbral de la realidad y se adentra en esa serie de planos-mundos que, en vertiginosa sucesión, va recorriendo a lo largo de los dos libros de cuentos que su mentor concibió para ella. En un mecanismo laberíntico y circular de retroalimentación y vasos comunicantes que suele establecerse entre diferentes manifestaciones artísticas, el filme La Matrix también hace guiños a la obra de Carroll, mientras que El Circo del Sol ha utilizado a menudo planos cinematográficos propios de La Matrix, lo cual se hace muy notorio en Mundos Lejanos. El juego de espejos se vuelve más que evidente cuando establecemos un vínculo entre el hundimiento de la pareja protagónica de Mundos… en el túnel-puerta hacia mundos fantásticos, y la escena de La Matrix donde Morpheus, dice a Neo: “Te debes sentir como Alicia cayendo por el hoyo del conejo”. Sin embargo, las técnicas que empleó Carrolll para exponer la realidad desde otros ángulos solo son empleadas por El Circo del Sol en Mundos lejanos con el fin de enriquecer las posibilidades de impacto visual de la producción, sin otros fines de intelectualización profunda, como sí los tuvo Carroll.

Es importante comprender que al enfrentarnos a El Circo del Sol nos encontramos ante una entidad sumamente compleja, que ha conseguido ser la primera de su tipo en el planeta, una marca única capaz de ofrecer un producto cultural que es arte verdadero, a través de una integración de géneros y estilos artísticos que nunca se había llevado a cabo hasta tal grado con anterioridad, y que al mismo tiempo sus productos de costes millonarios sean ávidamente asimilados por un mercado conformado por muy variados sectores de público, en franca contradicción con las leyes del marketing. El Circo… es, ante todo, una empresa gigantesca e incansable que aplica las más sofisticadas estrategias de mercado para obtener ganancias, lo mismo que cualquier firma empresarial o cualquier transnacional. Es una maquinaria potentísima que vende arte, que ha prosperado a base de instrumentar su quehacer en una zona del mercado donde su presencia no tiene competencia ni rivales. Es lo que los especialistas en Economía y Finanzas llaman un Blue Ocean, por definición aquellas industrias que no existen hoy, que se insertan en un mercado desconocido donde en vez de luchar por la demanda, ésta es creada ofreciendo grandes posibilidades de crecimiento rápido y beneficios. Generalmente un Blue Ocean se crea a partir de un Red Ocean, panorama que se crea cuando una compañía altera los límites de una industria existente, tal como ha hecho El Circo del Sol, convirtiéndose así en una industria autotélica: ella misma contiene sus propios límites, un universo completamente nuevo e innovador que implosiona sin cesar y no puede ser copiado. No tener que competir ha sido la clave de su éxito. Hasta en la decisión de componer letras en lenguas inventadas ha estado presente el sentido comercial: no existe necesidad de pagar traducciones.

La mayor parte de los espectáculos permanentes de El Circo del Sol están instalados en Las Vegas, ciudad que encarna el icono mundial del espectáculo, y Laliberté contrata directores teatrales de Brodway para que dirijan las producciones de la compañía, que realiza sus castings a través de más de 20 países. Tienen un departamento de investigación que se ocupa del diseño de vestuario y escenografía, y otro que diseña y produce todo lo que la compañía necesita para sus espectáculos, desde mecanismos de seguridad hasta instalaciones para sus shows, Tienen su propio personal especializado que se ocupa de revisar la topografía en aquellas zonas donde El Circo… pretende llevar a cabo una representación. En fin, son una megaindustria.

Algunos críticos han aventurado la posibilidad de que la continua reinvención de El Circo del Sol lo esté llevando a un agotamiento, a lo que colaboraría el hecho de por su misma naturaleza las propuestas de la compañía excluyen vastos sectores de público, entre los cuales se cuentan los niños, pues aunque los espectáculos se apoyan en ocasiones en argumentos extraídos de la literatura para niños, no están especialmente dirigidos a la infancia, sino a los espectadores adultos. Aunque ninguno de estos argumentos parece sostenerse ante los cien millones de dólares que ha recaudado Mundos lejanos, por ejemplo, noticias recientes han confirmado que El Circo del Sol será vendido a un grupo de inversores internacionales, liderado por la firma estadounidense TPG, por una cantidad estimada en unos 1.500 millones de dólares. Su fundador Laliberté ha declarado que “Después de 30 años edificando la marca del Circo del Sol, hemos encontrado los socios adecuados en TPG, Fosun y Caisse para llevar al Circo del Sol hacia su próxima etapa en su evolución como una compañía creada con la convicción de que las artes y los negocios pueden, juntos, contribuir a hacer mejor el mundo”.

Importantes personalidades de El Circo del Sol han visitado Cuba en varias ocasiones, entre ellos Ives Sheriff, director de castings de la compañía, quien impartió un Taller Internacional de Payasada durante el XII Festival Internacional de Circuba 2013, y algunos artistas cubanos forman parte del elenco de El Circo…

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Circo del Sol: Mundos lejanos

  1. DR.MARRERO dijo:

    Geelong Mayor

    @Geelong_Mayor

    The National Celtic Festival is right around the corner. 5-8 June nationalcelticfestival.com @DarrynLyons #events #portarlington

    View on Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s