Muñequitos rusos, dibujos animados o el pasado que vuelve… cada día a pasar…

SNOOPY

Snoopy, el preferido de mi hija.

   Para mi hija, que aún tiene en su cuarto un reloj con la carita de Snoopy, el perrito valiente.

A mi hija le gusta mucho rememorar los animados que pusieron una nota de magia en su infancia de niña habanera en el Período Especial. Nosotras no podemos hablar de los muñequitos de Disney, porque ella apenas conoció los de mi época, pero hemos podido compartir los tan amados “muñequitos rusos”, cuya evocación desata terremotos de nostalgia en los cubanos de tres generaciones, y también pasamos muchas tardes viendo Los Pitufos, Los Fruittis, El Rey León, Piolín y Silvestre, las aventuras del perrito Snoopy, las locuras de Vaca y Pollito y la divertida relación entre Pinky y Cerebro, entre otros cartoons que sustituyeron durante aquella década de carencias drásticas la compañía material de los juguetes.

He hecho descubrimientos desconcertantes y asombrosos en Internet mientras buscaba material para este trabajo. Debo citar entre lo más espectacular el blog Muñequitos Rusos, firmado por Akekure, una cubana residente en Madrid. Akekure dedica un post a cada serie de animados, y me sorprendió la cantidad de comentarios que recibe, pero más me sorprendió la intensidad, la pasión, la profundidad del dolor por la infancia perdida y la extraordinaria fidelidad memorística de estos cubanos que oscilan entre los 20 y los 40 años de edad, muchos de los cuales confiesan que han llorado leyendo el blog, que “se han desgañitado cantando a voz en cuello” las traducciones de la canción tema de Los músicos de Bremen, el animado que parece ser el ganador en esta maratón de tristezas, recuerdos y llanto por un pasado que solo ahora me doy cuenta de cuán hondo caló en esta isla caribeña, a pesar de provenir de  culturas lejanas en la geografía y tan ajenas que los muñequitos parecen haber sido la única cosa de ellas que absorbimos, además de la artesanía tan linda que se vendía en los kioscos de revistas y de los discos de música clásica y los magníficos libros de arte que por aquellos años podíamos comprar en cualquier tienda con toda la facilidad de mundo.

Cuando quise homenajear a mi hija escribiendo para ella este post sobre los animados de su infancia, nunca pensé que me iba a tropezar con semejante universo de sensibilidad generacional congelado en el tiempo, con este Palacio de las Nieves donde moran las imágenes en un stock motion sin final. Me pregunto por qué estos veinteañeros, treintañeros y cuarentañeros cubanos, muchos de ellos exiliados muy lejos de la isla, son capaces de llorar viendo un blog de muñes rusos, mientras la gente de mi generación no derrama una lágrima por el Pájaro Loco, las Urracas, el Pato Donald, Blacanieves… Maldijimos mucho su desaparición de los televisores nacionales y su reemplazo por esos mismos muñequitos rusos, pero ¿llorar…, encogérsenos el corazón, necesitar un trago cuando los recordamos…? Yo estoy casi segura de que eso nunca nos ha pasado a los más viejitos. Se me ocurren explicaciones.

La primera es que los muñes de Disney, si bien tenían un dibujo y un movimiento perfectos, unas bandas sonoras selectas y de altísima calidad y unos guiones ocurrentes y simpatiquísimos, y aún hoy siguen siendo el canon de la animación infantil, en su mayoría solo eran -como bien afirma alguien en el blog de Akekure- una sucesión de gags cómicos que carecían de algo que sobraba a los muñequitos rusos: un discurso ético de gran profundidad y sensibilidad humana. El mundo sabe hoy que lo que se ocultaba tras el gran telón del Socialismo en el que creíamos que estábamos creciendo distaba mucho de la idealización que se nos inculcaba, pero no se puede negar que aquel mundo que no era lo que parecía ser, tuvo dos facetas muy hermosas y positivas: el respeto por el legado cultural de  la Humanidad y una elevada concepción del arte, que a pesar del reduccionismo impuesto por el realismo socialista mantuvo como una bandera de fuego, y la literatura que creó para los niños, que mantuvo como una bandera de luz. De todo lo demás podemos sentirnos decepcionados, pero esos dos territorios se salvaron incólumes de la catástrofe en la que aquel mundo se disolvió como si nunca hubiera sido más que un espejismo.

La segunda respuesta tiene que ver con nuestra propia catástrofe nacional: los muñequitos rusos fueron el último emporio de pureza que nos quedó tras la debacle de los 90, que nos dejó como si los Cuatro Jinetes del Apocalipsis nos hubieran pasado por encima volviéndonos puré de fango bajo los cascos de sus caballos. Nosotros fuimos un pueblo y un país hasta 1989, y diez años después emergimos convertidos en algo bien distinto. Mucha gente no estaba preparada para aceptar semejante transformación y se aferraron -y continúan aferrándose- a las últimas torres, todas erguidas en la memoria. Los muñequitos rusos son una de ellas. Quienes piensan en ellos hacen cada vez un ejercicio para que no se les escape definitivamente la dulce mansedumbre de un pasado que les dio serenidad y seguridad.

LOS MÚSICOS DE BREMEN

lOS MÚSICOS DE bremenLos músicos de Bremen es el animado estrella, por decirlo de algún modo, aquel sobre el que se extiende con más fuerza la gris marea de la nostalgia. Su historia está basada en un cuento de los Hermanos Grim, célebres autores alemanes de literatura infantil. Un burro, un perro, un gato y un gallo que viven en un pueblo de la Baja Sajonia, descubren que sus amos quieren sacrificarlos. Cada uno escapa de la granja en que vive y por casualidad se encuentran durante su huída. Juntos deciden viajar a la ciudad de Bremen, conocida por su simpatía hacia los extranjeros. El cuento narra la llegada del grupo al anochecer a una choza donde ya están pernoctando unos bandidos. Para superar la desventaja de ser animales y no tener armas, acuden a una estrategia de supervivencia: se suben cada uno sobre las espaldas de los bandidos y forman con sus cuerpos unas figuras esperpénticas que los amedrentan y los ponen en fuga, salvándose así los cuatro ingeniosos amigos. En Bremen, ciudad de músicos, se ha erigido una escultura que representa al grupo de animales, quienes se convierten en músicos para sobrevivir.

Según la tradición, quien al pasar toque las patas del burrito y pida un deseo lo verá cumplirse.

Esta escultura se encuentra en Bremen. Según la tradición, quien al pasar toque las patas del burrito y pida un deseo lo verá cumplirse.

En 1969 los estudios Soyuzmultfilm produjeron dos cortometrajes de dibujos animados basados en este cuento de los hermanos Grima, que ha sido llevado al cine, al teatro y a otros soportes en diferentes países. No existe en Cuba un niño que no haya sido fan de Los músicos de Bremen. Lo que sigue a continuación lo he tomado de los comentarios del blog de Akekure Los Muñequitos rusos:

La escena que recuerdo más claramente es una en la que el muchacho y la muchacha rubia (que aparecen en la imagen) jugaban a lanzarse el sol uno a otro con sus bocas mientras cantaban una melodía muy especial. Algo así como bidubadubadububodupadu…decía ella y luego él y así sucesivamente. Recuerdo que mi hermana y yo jugábamos a imitarlo.Si alguien recuerda algo más de la historia o el nombre que le dieron en Cuba a estos muñequitos, agradecería vuestra colaboración.

…………………..

Si, es la luna lo que se pasaban. Era mi muñe favorito cuando niña. La música es excelente, las voces, las melodías, mezclan muchos ritmos, desde folclóricos hasta ‘rockandrollezcos’. La historia está basada en un cuento tradicional nórdico. Alguien que estuvo en Bremen me enseñó una foto que se tomó allá junto a una escultura que identifica a la ciudad, y eso me pareció muy gracioso, cada animalito sobre el otro, como en la película. Claro está, dicha persona es de nuestra generación, y aquello le movió recuerdos lindos de la infancia. Pienso que hay toda una cuerda de valores y sensibilidades que nos aportó la experiencia de aquellos animados y que hizo muy singular a quienes crecimos viendo músicos ambulantes, pastoras y desollinadores, piratas locos que desandan el mundo y tantas otros muñes. Y hablando de piratas, ¿alguien recuerda (y tiene) la de los piratas con su tremenda banda sonora?

……………………………

La banda sonora de los piratas se llama “Zorba el griego ” y se encuentra en varios p2p. Al menos yo la encontre en Kazaa y luego en Limewire.
De mas esta decir que me hanb removido las tripas de nostalgia, como le pasa a todos

.……………………………..

Quería decir que este animado es una escuela de diseño. Todo el concepto sobre el que se basa es muy moderno y original, los personajes estan encajados dentro de un fondo de atrezo, muy hermoso y los modos de lograr profundidad o enfasis muestran un nivel estético bueno, e irreverente.

…………………………………..

Y esta es la canción tema:

Nada sobre la tierra puede ser mejor,
Que viajar con mis amigos por el mundo.
Estamos amistosos, no con miedo o ansiedad.
Vamos por los caminos del camino.
Vamos por los caminos del camino.
Lalalalalalaaa lalalalaaa
lalalalaaa lalala yeah yeah yeah yeah yeah.
No olvidaremos su llamado,
La risa y alegría que traemos para la gente
Los bellos palacios nos tientan
Pero no sustituirán nuestra libertad
Pero no sustituirán nuestra libertad.
Lalalalalalaaa lalalalaaa
lalalalaaa lalala yeah yeah yeah yeah yeah.
Nuestra alfombra es el prado de flores,
Nuestras paredes los pinos gigantes,
Nuestro techo es el cielo azul
Nuestra felicidad vivir para tal destino
Nuestra felicidad vivir para tal destino.

 LA HIJA DEL SOL

hija del solEstos eran otros muñes rusos que volvían loca a mi hijita. Aquí había un personaje llamado La Ventisca, que agitó tanto la imaginación de los niñitos cubanos como en mis tiempos los duendes y las hadas. Aquí les copio del blog de Akekure un comentario simpatiquísimo de un joven cubano, donde puede constatarse que los muñes eran una fuente inductora de cultura, y que más temprano que tarde impulsaban el afán de conocimientos en los niños que los vieron:

La Ventisca se molestaba porque unas chispas salían por la parte alta de la ¿yaranga? (¿qué coño es eso?, yo diría que era un yurta y mejor lo dejamos ahí; o no, acá tienen un link a la Wikipedia http://en.wikipedia.org/wiki/Yaranga [gracias Google, no sé qué haría sin ti] que nos informa que para hacer una yaranga tamaño medio ¿?, se necesitan 50 pieles de reno; o los renos no son tan grandes cuando uno los desuella, o una yaranga tamaño medio es como un pequeño albergue de los de la escuela al campo, no sé, en fin) y le agujereaban la capa a la Ventisca. Ésta, molesta, esperaba a que los niños (niño y niña, unos vagos ahí) dejaran que se apagara el fuego y entonces la Ventisca aprovechaba para raptar a la madre, a la que pretendía utilizar para reparar la capa. La verdad, como pago por haber quemado su capa, me parece justo, pero no así al guionista de la historia, que entonces no habrían tenido que contar. El resto del muñequito contaba las aventuras de los niñitos que trataban de recuperar a su mamá.

O este otro comentario, bastante extenso pero que pone de manifiesto no solo la extraordinaria capacidad memorística de quien lo escribió, sino el impacto tan fuerte que hizo en eta mente infantil cubana el animado ruso:

La Hija del Sol:
Nota: El idioma era ruso si mal no recuerdo y lo iba “traduciendo” una mujer en el fondo. La misma que dobló muchos de estos animados.
Me acuerdo bastante. El cazador Etuki le llevo un pequeño tributo al viejo que fungía como brujo de la aldea y le pide que traiga el sol. Este empieza una curiosa danza golpeando una especie de plato y al final grita “Luz” pero en realidad no salió y esto molestó mucho a Etuki quien dijo que él mismo buscaría al sol mientras mira las posesiones acumuladas por el viejo.
Entonces el brujo le dijo a su hijo Kutilin y este mientras se desperezaba aseguró que no iría lejos. Etuki se fue con sus esquíes por la nieve y salvó primero a una especie de reno hembra y su cría y a un pequeño ratón después. La primera le indicó ver a un anciano (especie de jefe de los animales o algo) y este convirtió a sus esquíes en mágicos con su bastón para que guiara a Etuki en la dirección correcta y le advirtió: “Quien se proponga el Mal será mejor que no lo use”.
Mientras tanto Kutilin arrancó la flecha de uno de los lobos que mató Etuki y continuó su camino con ella.
Antes el viento frío oyó la conversación de Etuki y le avisó a un monstruo que era como de piedra o algo así (no recuerdo el nombre). Él le dijo a las aves que protegieran la cima de la montaña y tomó en alto una enorme piedra y esperó…
Entonces Kutilin encontró a Etuki dormido y se aprestó a matarlo con su cuchillo pero cometió el error de cambiar antes sus esquíes por lo de él y por la magia aquel salió volando y moviéndose en direcciones aleatorias. Finalmente lo condujo justo al pie de la montaña donde estaba el monstruo; aquel pensó era Etuki y dejo caer la roca que generó un derrumbe, aplastando a Kutilin. Los esquíes se escaparon solos justo antes; Etuki los recuperó después.
Se encontraron Etuki y el monstruo frente a frente y el primero retó a pelear a Etuki. Aquel le empezó a tirar rocas mientras subía la montaña, el monstruo resistía mientras se rompían en sus hombros y espaldas. Aprovechando un pequeño descanso mientras el monstruo se lamentaba por la salpicadura en el ojo, el ratoncito que había salvado Etuki (y liberado cuando el monstruo lo retó) le dio una cajita:
“Vete, toma esto y cálmate un poco”.
El monstruo se la llevó a la boca y de inmediato se murió partiéndose en pedazos y soltando humo. (Nota: Jamás supe qué contenía la cajita que empujaba el ratón!).
Después de su victoria, Etuki conversó un rato con la urraca que lo había seguido desde antes y siempre soltaba su risa extraña. Ella le dijo:
“Eres audaz y para la audacia no hay camino malo”.
Y le indicó subir por la montaña cuidándose de las aves que protegían sus laderas. Etuki escaló poco a poco, gastando todas sus flechas hasta que llegó a la cima y habló con el sol. Este le contó de su pena:
“El Frío raptó a mi hija Primavera”.
Y después le aseguró que si la veía otra vez alumbraría de nuevo. Aquí fue donde pronunció la frase “si no se hiela tu sangre…” y le dio una piedrecita que alumbraba mucho.
Después le prestó sus trineo volador que lo llevó directo a la choza donde vivía la bruja (la foto expresionista de Akekure) y esta sopló varias veces congelando de abajo hacia arriba a Etuki, cuando iba por el pecho y se disponía a soplar por última vez, Etuki sacó la piedra brillante y la evaporó mientras se oía la risa de la urraca.
El viento frío, enojado por esto, hizo soplar duro sobre Etuki y lo arrastró primero y empujó después para que cayera a un precipicio. Etuki sacó la piedra brillante pero no alcanzaba por estar lejos. Entonces aprovechó cuando el viento pasó bajo el precipicio y le tiró la piedra que cayó sobre sus largos bigotes, esto hizo que se disolviera y llamara la atención sobre un especie de pirámide de hielo donde estaba encerrada Primavera. Etuki usó su cuchillo y también golpeó el muro con el codo pero no pasó nada. Fue ahí cuando recordó la frase del Sol “si no se hiela tu sangre…”. Se abrió la puerta y salió Primavera junto con muchos pajaritos, luego navegaron por el río en un témpano mientras veían a la reno y el viejo, el ratoncito, etc. Mientras, el brujo de la aldea había salido con su plato para tratar de hacer suyo el hecho de la salida del Sol pero llegó una inundación enorme y lo arrastró a su muerte.
Etuki salto del témpano al ver a su esposa e hijos. Entonces salió el Sol con su bigote en el cielo y convirtió el témpano en nube mientras diluía a Primavera en el aire. Finalmente se ven los cisnes en el cielo y el reflejo del río en el rostro de Etuki que estaba frente a todos, mirando.

BOLEK Y LOLEK

bolek y lolekEn un trabajo como este no se puede dejar de mencionar a los animados polacos Bolek y Lolek, dos hermanitos súper traviesos que sueñan con conocer el mundo y viajan a diferentes países, viajes que sirven para incrementar la cultura de los pequeños espectadores mostrándoles en cada episodio un país diferente, su música, su geografía, su modo de vida. Estos hermanitos eran simpatiquísimos, pillos y muy osados. No estaban entre los preferidos de mi hija, pero es evidente que tuvieron un pueblo de fans entre los jóvenes cubanitos. 

LOS FRUITTIS

los_fruitisA mi hija y a mí nos encantaban Los Fruittis, una serie de animación producida y dirigida por Antoni D’Ocon en 1989. Está ambientada en una isla con un gran volcán donde hay una aldea en la que viven una comunidad de frutas, frutos secos, vegetales, legumbres y plantas. Esta comunidad vive tranquila en su aldea hasta que comienzan las sacudidas que produce el volcán, es entonces cuando Mochilo, Gazpacho y Pincho emprenden camino en busca de un nuevo volcán donde pueda asentarse la aldea. En su aventura encontrarán a Kumba, una pequeña avispada y resuelta que se convertirá en uno de ellos. En cada aventura los personajes resuelven sus problemas en base al compañerismo y la amistad a pesar de sus diferencias. Los Fruittis fue la primera serie de la historia que se digitalizó y coloreó con 8 bits. D’Ocon ideó un programa de coloreo digital y con ayuda de exalumnos de la Universidad de Grenoble (Francia) que habían constituido una sociedad Getris Image para crear una de las primeras plataformas de diseño y pintura. Logró crear el D’Oc Animation System, patente que desarrolló en los Estados Unidos y España. La calidad de los gráficos y el color cautivó a los ejecutivos de diferentes cadenas de televisión, lo que permitió una distribución amplia de la serie en diversas partes del mundo.

Estos son sus personajes como los descrbe Wikipedia:

Kumba: es una niña samai de piel blanca y pelo castaño en dos coletas, vestida con dos trozos de tela verde. Fue salvada por Mochilo, Pincho y Gazpacho del ataque de dos tigres. Kumba ayuda a los fruitis a encontrar un nuevo hogar gracias a su conocimiento del bosque, tras lo cual se instala en su aldea como una más. En el capítulo 3 Kumba encuentra una nota en una botella de su hermano mayor Lucas y revela toda su historia: Kumba era la hija de dos exploradores arqueólogos y viajaba junto a ellos y su hermano por todo el mundo, hasta que un día se separaron de sus padres al caer por una cascada. Su hermano salió a buscarlos pero no regresó y la niña fue encontrada por la tribu samai, que le puso el nombre de Kumba. Los fruitis tratarán de reencontrar a Kumba con su familia perdida.

Mochilo: es un plátano de origen canario que lleva una mochila a sus espaldas, de la que siempre saca todo lo necesario para salir de los apuros, ya sean cuerdas, balsas o tiendas de campaña. Es el más serio e inteligente del grupo y siempre se las ingenia para ayudar a sus compañeros, ya que a diferencia de ellos, él usa el razonamiento lógico. Conoce a Gazpacho en la competición al Bosque del Laberinto para elegir a los expedicionarios que irían a buscar un nuevo hogar.

Gazpacho: es una carismática piña andaluza, que se define a sí mismo como un “sabio”, trabajo para el cual tiene que quedarse pensando (o durmiendo) en vez de trabajando. Hace gala de su gran refranero español y de toda clase de frases ingeniosas. Suele equivocarse con frecuencia en sus comentarios y decisiones y hace oídos sordos a las correcciones de sus amigos, especialmente de Mochilo. Esto terminará poniendo al grupo en más de una situación comprometida.

Pincho: es un higo chumbo, inocente y despistado, cualidades que predisponen a sus compañeros a pincharse con él, sobre todo Gazpacho. Su manera de ser es bastante sencilla y le gusta mucho jugar y divertirse. Pese a ser un cactus se quedó en el bosque al perderse del desierto, sin saber volver. Es encontrado por Gazpacho y Mochilo durante la competición al Bosque del Laberinto. Sus pinchos suelen ser una defensa eficaz frente a la mayoría de enemigos a los que se enfrentan. En ocasiones también utiliza sus higos chumbos como arma arrojadiza.

Fresón: es el alcalde de la comunidad. De vez en cuando acude al grupo formado por Kumba, Mochilo, Gazpacho y Pincho para que ayuden a resolver los problemas del pueblo.

Alcachofo: como su nombre indica es una alcachofa y un pirata malvado. Tiene un parche en un ojo, un garfio en una de sus manos y la única pata que tiene es de madera. Muchas veces atenta contra los Fruitis.

Monus: Un mono científico que realiza crueles experimentos con los animales de la isla a la que los fruitis se mudan tras expulsarle.

Gorilón: Como su nombre indica, es un gorila grande y torpe, que actúa de esbirro de Monus.

Escarolo: Personaje que apareció en los últimos capítulos de la serie y que llevaba una escarola en la cabeza.

Rábano: El Fruitti americano. Personaje que aparece en el capítulo 11, Los Fruittis en América. Según el mismo dice en su presentación, trabaja en la industria del cine, más concretamente en efectos especiales. Lleva calzado deportivo tipo Converse All Stars.

Todos estos personajes, que constituyen una verdadera escuela de diseño de caracteres, estuvieron en pantalla durante dos años, con 91 capítulos de 26 minutos de duración, algunos con títulos tan sugestivos como Un fruitti en París, La isla de hielo, Perdidos en el Ártico, El fantasma marino y otros. Las simpáticas frutas humanizadas, en unión de la traviesa y avispada Kumba, viajan por diferentes lugares del mundo como México, Canarias, Arizona, etc. Todos los niños de La Habana tarareaban la canción tema de la serie, de la que solo recuerdo un verso: “Gazpacho y Mochilo siempre van conmigo…” o algo así. Cuando la música de Los Fruittis dejó de escucharse en los televisores se hizo un silencio extraño que ninguna otra serie pudo llenar después.

LOS PITUFOS

los-pitufos-pLos pitufos fue en su origen una serie de cómic franco-belga creada por el historietista Peyo para el semanario Le Journal de Spirou en 1958. En Cuba vimos la versión norteamericana, que tiene la peculiaridad de ser una de las más extensas realizadas por el estudio de animación Hanna-Barbera, y una de las series animadas estadounidenses de las que más episodios se han realizado, siendo superada únicamente por Los Picapiedra, Scooby Doo y Los Simpson. La cadena NBC estuvo pasándola durante casi una década en el espacio de los sábados por la mañana. La serie gozó de inmediato de tal popularidad que fue retransmitida en varios países de Europa y América en horarios estelares. Aquí una lista de sus simpatiquísimos personajes que recuerdan a los enanitos de Blancanieves: Papá Pitufo, Pitufina, Pitufo Armonía, Pitufo Bromista, Pitufo Filosofo, Pitufo Fortachón, Pitufo Genio, Pitufo Goloso, Pitufo Gruñón, Pitufo Granjero, Pitufo Pintor, Pitufo Poeta, Pitufo Sastre, Pitufo Perezoso, Pitufo Tontin, Pitufo Vanidoso, Pitufo Soñador, Gargamel, Ómnibus el gran mago,Abuelo Pitufo, Hogatha, la Bruja, Bebé Pitufo, y otros como la Madre Naturaleza, la Reina Hada, el rey Gerardo, el Padre Tiempo, el brujo Baltasar, la princesa Sabina, Gigantón y el rey Gnomo.

Uno de los mayores logros estéticos de esta serie fue su banda sonora, que Wikipedia comenta de este modo:

La música en esta serie juega un papel fundamental como elemento dramático. Fue cuidadosamente seleccionada, incluyendo variaciones de fragmentos de diferentes piezas clásicas como sellos distintivos o leitmotiv para describir situaciones específicas. Entre las más populares se cuentan: “Morning Mood” de Peer Gynt de Edvard Grieg, la cual denota una transición apacible de un amanecer en la aldea, y de esta misma obra “In the hall of the Mountain King” distinguiría a Gargamel al acecho. La ermita de Gargamel se identifica con Scheherazada de Rimski-Kórsakov, y en su interior se prosigue con el primer movimiento de la Octava Sinfonía de Franz Schubert, llamada “Inconclusa”.

La “Canción de los Pitufos” tenía versos como estos:

Viven en un país

que está lejos de aquí

Pitufos les dirás

pues te harán pitufar..

……………………….

Nosotros la tendremos

Y siempre ganaremos

Los azulitos gnomos

los pitufitos somos

En un bello país

que muy lejos está

existe una ciudad

pitufa de verdad

Los pitufos tuvo una duración de 9 temporadas con un total de 421 capítulos.

PIOLÍN

piolin-pEl pollito Piolín fue creado por Bob Clampett para la serie de dibujos animados Looney Tunes, de la productora estadounidense Warner Bros. Wikipedia describe así esta serie de animados que durante años hizo las delicias de grandes y chicos, y dejó en casi cada cuarto de niños, pero a veces también de mayores, aquellos deliciosos pollitos amarillos de patitas rojas que colgaban de las paredes y se abrían por detrás con una cremallera para guardar dentro el payama y otros objetos personales:

Piolín es un pequeño canario amarillo de cabeza enorme y patas desproporcionadamente grandes al que el gato Silvestre intenta atrapar para devorarlo. A pesar del tamaño y de las artimañas de su enemigo, Piolín siempre logra librarse de él, bien sea por sus propios esfuerzos, por mera suerte o con la ayuda de la Abuelita (su propietaria) e incluso la del bulldog Héctor o la de ambos a la vez. Tiene antojos y pasa peleando con Silvestre.

Pero Piolín no nació con el aspecto que le hemos conocido:

Al principio, Piolín se llamaba Orson y era un pájaro bebé salvaje de color rosa (al estar desnudo, sin plumas), era bastante atrevido en su relación con sus enemigos gatos. Posteriormente lo convirtieron en un canario cambiando su color y su nombre a Tweety tras algunas quejas de los censores (por la desnudez), asimismo, su actitud se volvió más tierna e inocente. […] Bob Clampett creó a su personaje basándose en una fotografía propia de su infancia. En la versión original, Piolín se expresa como un bebé, algo que solía hacer el propio Clampett a menudo cuando bromeaba. La expresión típica de Piolín: Me pareció ver un lindo gatito, procede de una frase que Clampett había usado años antes en una carta a un amigo junto al dibujo de un pajarito. Su género es una controversia, ya que se cree que es mujer debido a su voz extremadamente aguda y a sus largas pestañas; si bien su creador ya había confirmado que el canario es macho.

Aunque no haya sido la intención de su creador, Piolín se inscribe dentro de la tradición riquísima de la presencia de aves como protagonistas en los dibujos animados, en los cuales, tengo la impresión, resultan los animales más utilizados junto con los roedores y los gatos. ¿Quién no recuerda aquel muñe donde se cuenta la historia de un pajarito bebé que se hiela entre unos témpanos, que nos hizo llorar a moco tendido cada domingo cuando repetían el cartoon por la tele, mientras nuestras madres nos hacían comer en platos termo aquellos purés de chícharos verdes que eran la antitesis de lo que un niño sano de mente y de cuerpo desearía comer…? Yo hipaba de asco por lo chícharos y lloraba de pena por el pajarito, y al final todo terminaba en un gran vómito emocionado y dos nalgadas fulminantes.

EL REY LEÓN

418px-297-el_rey_leon-El Rey León es el filme animado número 32 producido por los estudios Walt Disney. Se estrenó el 24 de junio de 1994 y nominada a varios premios en 1994: 2 Oscars: Mejor banda sonora original, canción original y 4 nominaciones; 3 Globos de Oro: mejor película: comedia o musical, BSO, canción y 4 nominaciones; 2 nominaciones BAFTA: mejor banda sonora original, sonido, Premio “National Board of Review”: mejor película familiar; 3 premios Annie, incluyendo mejor película y 6 nominaciones.

Tal vez muchas personas nunca se han percatado de que la historia que cuenta este animado se basa en la más famosa de las tragedias del más insigne dramaturgo de todos los tiempos, Hamlet, del inglés William Shakespeare, cuyo núcleo argumental es una venganza. Simba es un león joven que habita en la sabana africana. Como todos los habitantes de la naturaleza, Simba tendrá que aprender su lugar en el ciclo de la vida, pero será acusado injustamente por la muerte de su padre y condenado al destierro. En sus andanzas Simba irá conociendo a un grupo de amigos que lo reconocerán como su líder natural y lo ayudará a defender sus derechos y restablecer la justicia a través del vencimiento de múltiples obstáculos. Simba recuperará su herencia y se convertirá en un rey legítimo. Los personajes principales de esta serie son Simba, Nala, la amiga de la infancia de Simba y su futura esposa; Scar, tío de Simba, obsesionado con ser el rey; y el carismático dueto integrado por Timón, un hiperactivo suricato, y Pumba, un jabalí muy bobalicón.

Creo que el éxito arrasador de El Rey León se debe a su contenido rico en valores morales. En este sentido, esta serie rescata la tradición de las moralejas de las literaturas primitivas europeas. Es una hermosa fábula que enaltece la amistad, la lealtad el amor, el valor, el esfuerzo y la importancia de la familia. Esta serie, como Los músicos de Bremen, es un ejemplo magnífico de cómo se puede educar a una sociedad desde su s más jóvenes miembros a través de un empleo didáctico del arte unido a la plasmación de la sensibilidad más auténtica y una estética impecable. Sus canciones temáticas siempre resonarán en la memoria de las generaciones que crecieron con ellas:

           El ciclo sin fin

Desde el día que al mundo llegamos
y nos ciega el brillo del sol,
hay mucho más para ver,
de lo que se puede ver,
más para hacer de lo que da el vigor,
son muchos más los tesoros
de los que se podrán descubrir,
más bajo la luz del sol,
jamás habrá distinción:
grandes y chicos han de convivir,
en el ciclo sin fin,
que nos mueve a todos,
y aunque estemos solos podemos buscar…
hasta encontrar nuestro gran regalo,
en el ciclo, el ciclo sin fin.
Es un ciclo sin fin, que nos mueve a todos,
y aunque estemos solos, podemos buscar
hasta encontrar, nuestro gran regalo,
En el ciclo, el ciclo sin fin.

           Hakuna matata

Hakuna matata: una forma de ser,
Hakuna Matata: Nada que temer.
Sin preocuparse es como hay que vivir,
a vivir así, yo aquí aprendí:
Hakuna Matata.
(Simba) ¿Hakuna Matata? ¿Qué onda es esa??
(Timón) Nada, ¿Qué onda contigo? jajajajaja
(Pumba) ¿Sabes qué? Esas 2 palabras resolverán
todos tus problemas.
(Timón) es cierto, Pumba, por ejemplo:
cuando joven era él,
(Pumba) cuando joven era yo
(Timón) ¡muy bien!
(Pumba) ¡gracias!
(Timón) sintió que su aroma
le dio mucha fama,
vació la sabana después de comer,
(Pumba) un alma sensible soy,
aunque de cuero cubierto estoy
y a mis amigos el viento se los llevó
¡Qué verguenza!
(Timón) ¡Qué verguenza!
(Pumba) Mi nombre cambió a Hortensia!!!
(Timón) si ya nada te queda
(Pumba) Y mucho sufria!!
(Timón) ¡Ay, cuánto sufría!
Cada vez que yo….
(Timón) ¡Pumba! no enfrente de los niños
(Pumba) ¡Perdón!
Hakuna Matata: una forma de ser,
Hakuna Matata: nada que temer.
(Simba) sin preocuparse es como hay q vivir,
a vivir así, yo aquí aprendí:
¡Hakuna Matata!
(Simba adulto) Sin preocuparse es como hay que vivir,
a vivir así, yo aquí aprendí:
Hakuna Matata

PINKY Y CEREBRO

Pinky y Cerebro

Pinky y Cerebro

Pinky y Cerebro fueron personajes secundarios en una anodina serie de animados de animalitos hasta que se convirtieron en protagonistas cuando, entre 1995 y 1998, Steven Spielberg advirtió su potencial y produjo, junto con Warner Bros Animation, Pinky y Cerebro, una serie de 65 episodios que cuenta la vida de dos ratones de laboratorio genéticamente alterados, con una duración de 65 episodios. En cada episodio Cerebro idea un plan para tratar de conquistar el mundo junto a Pinky. La serie ganó un Emmy en 1999. Fue emitida en Latinoamérica por Cartoon Network y Warner Channel, y en España por Toon Disney.

Cerebro es un ratón de poderosa inteligencia, pero después de las manipulaciones genéticas quedó aquejado de una fuerte megalomanía que le planta la obsesión de apoderarse del planeta. El tamaño de su cerebro hace que su cabeza sea enorme en proporción con su pequeño cuerpecito, lo que hace que padezca el complejo de Napoleón. Muy pronto aprende a abrir la jaula donde lo tienen encerrado usando como llave su cola en forma de zig-zag. Además de sus complejos, y otros factores que dificultan a Cerebro conquistar el mundo son los errores de Pinky, la poca inteligencia de los humanos o simplemente mala suerte.

Pinky también ha sido alterado genéticamente, pero es menos inteligente que Cerebro, quien pasa el tiempo abrumándolo con sus insultos, a pesar de lo cual Pinky prefiere su compañía y siempre le pregunta a Cerebro: Cerebro, ¿Qué vamos a hacer esta noche?, a lo que aquel responde invariablemente: Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky, ¡Tratar de conquistar al mundo!. Pinky tiene gustos y preferencias de rubia tonta, es muy hacendoso, quiere vivir en una casita rosadita y cocinar con delantales de florecitas. Su constante ingenuidad desbarata los complicados planes de Cerebro y en esa dinámica de opuestos que se aman pasan el tiempo.

VACA Y POLLITO

vaca_y_pollo_by_tabacohabanoMi hija siempre me ha dicho que esta serie la asustaba de pequeña, porque tiene un alto índice de violencia. Yo no la calificaría de ese modo, yo diría que es un poco esquizofrénica, pero el absurdo y la desmesura de sus situaciones le confieren un estilo de humor peculiar. De acuerdo, es un poco fuerte para un niño sensible, pero sigue siendo uno de los mejores animados vistos por los cubanitos de las últimas décadas.

La Vaca y el Pollito fue una serie creada en la década de 1990 por David Feiss para Cartoon Network, y cuenta las aventuras de dos hermanos, una vaca y un pollo. Sus padres son un par de piernas cada uno, sin torso (¿una metáfora de la autoridad vista desde la estatura de un niño?), y casi siempre los hermanos son atormentados por el Hombre Rojo (Trasero Rojo), una representación caricaturesca del diablo que interpreta diferentes personajes en numerosos episodios, y casi nunca lleva pantalones. La serie fue nominada a un premio Emmy en el año 1998[.]

La sola concepción de los personajes ya es, de por sí, exponencial de un mundo disparatado en el que los seres, las situaciones y la materia misma escapan a la lógica del modo más loco, y por momentos hasta se podría decir que psicodélico. Vaca es una nena de solo 7 años, pesa más de 250 kg, es muy dulce y amable, adora a su hermano mayor y en sus raptos de cariño lo estruja entre sus patas delanteras. Es como el Cándido de voltaire, para ella este es el mejor de los mundos posibles y todo es felicidad, pero cuando algo anda mal o su “hermanito” tiene problemas se convierte en una superheroína llamada Super Cow y con su lema Super Cow to the Rescue! (“¡Super Vaca al Rescate!”) desecha todos los planes del Hombre Rojo sin Pantalones.

Pollito es el hermano mayor y tiene 11 años, no pesa más de 2 kg y tiene un carácter rebelde, es muy iracundo y siempre está insultando a su hermana Vaca por ser tan infantil (sobre todo cuando juega con su juguetes favoritos: el castor “Almorranas”, el osito “Estiércol” o el jabalí “Ladillas” (¿qué haría usted, lector, si descubriera que su hijo ha nombrado así a sus peluches…?). Pollito emplea palabras inventadas por él mismo aunque ni siquiera sabe qué podrían significar, odia tomar leche de vaca, pero le fascina comer traseros de cerdo y patatas. Pollito siempre tiene problemas que para los humanos son solo cosas de niños, pero que para él son grandes enigmas.

Hombre Rojo Sin Pantalones es una de las creaciones más delirantes y morbosas de esta serie. Él actúa principalmente como antagonista de otros personajes, y en algunas ocasiones los ayuda haciéndose su amigo. Es a la vez amanerado y rudo. Tiene un síndrome de personalidad múltiple (se hace pasar por director de la escuela de Vaca y Pollito, por director de la prisión, por policía, bombero, o incluso alcalde de la ciudad, y también usa identidades femeninas como modista, aeromoza, etc.). Lo que más destaca en Rojo aparte de no tener pantalones y su enorme trasero rojo, es que camina casi todo el tiempo con el mismo, y en ocasiones suele rodar por el suelo. En un miso episodio puede aparecer con más de una identidad y con identidades de diferente sexo. En un episodio aparecieron dos de diferente color, y en un episodio de Soy La Comadreja aparecieron cuatro Rojos (uno grande y tres pequeños), y en otro episodio se dijo que su nombre era “Lucifernández”. También posee una cola pequeña que tiene al final una punta en forma de flecha. Como se ve, se trata de un engendro bastante inquietante, lo que unido al tipo de relación que tienen Vaca y Pollito, semejante al de Pinky y Cerebro, pero llevado al límite de la fantasía patológica, tiñen la serie de unos colores ambiguos que a veces recuerdan los tonos de la maldad. Observe el lector cómo describe Wikipedia a los padres de estos singulares hermanitos, y después me dicen:

Papá y Mamá son sus auténticos nombres y jamás se les visualiza de la cintura para arriba, de hecho lo hacen todo con los pies. Según la canción introductoria original, son los padres biológicos de Vaca y Pollito (“Mama had a chicken, Mama had a cow, Dad was proud, He didn’t care how”, que en español significa “Mamá tuvo una vaca, Mamá tuvo un pollo, Papá estaba orgulloso, no le importó cómo”) aunque en Hispanoamérica esto se contradiga (“Cuando Papá nos adoptó, Mamá se desmayó”), pero solo se trata de un error del doblaje. En el episodio piloto, al final, se ven sus cuerpos completos, los cuales ellos son solo piernas sin torso. En un episodio se observa sus sombras y por encima de la cintura no hay nada. Se trata de una parodia de los personajes humanos que aparecen en series de dibujos animados protagonizados por animales, a los que no se les suele observar más que las piernas, como ocurre con la dueña de Tom (Mammy Two Shoes) en la serie Tom y Jerry o con Nanny, de Muppets Baby, también los cortos de los Padrinos Mágicos.

La serie, considerada como comedia de humor negro, tiene 52 episodios y se estrenó en 1997. ¿He dicho que es siniestra? Bueno, no me di cuenta…

LOS MOOPETS

moopetsAunque Los Moopets  no son animados, sino títeres, sin ellos no estaría completo el panorama del mundo televisual al alcance de los niños cubanos que hoy tienen entre 20 y 40 años de edad, y por supuesto, no estaría completo este homenaje que he querido hacer a mi hija y sus compañeros de infancia. Reproduzco casi textualmente lo que dice Wikipedia sobre Los Moopets porque yo no podría hacerlo mejor, dado que el mundo de los títeres me es absolutamente ajeno, y ofrezco excusas por acudir tanto a Wikipedia, pero es un modo expeditivo de trabajar un tema tan complejo como este:

The Muppets es el nombre de un grupo de títeres creados por la compañía del estadounidense Jim Henson. Alcanzaron la fama internacional en un programa de televisión, que se mantuvo en antena durante muchos años.

Los muppets se distinguen de los muñecos de ventrílocuo, que normalmente solo pueden mover la cabeza y la cara, en que sus brazos y otras extremidades son también móviles y expresivas. En un espectáculo en vivo de marionetas, el marionetista normalmente permanece «invisible», oculto detrás del teatro de marionetas. En The Muppets, el hecho de dejar simplemente a los marionetistas fuera del campo visual de la cámara fue una innovación. Anteriormente, en televisión, casi siempre había un teatro de marionetas que escondía a los marionetistas, como en una representación en vivo.

En el año 2004, Disney se hizo con los derechos de los personajes y comenzó a explotarlos en diversos medios: publicidad, parques de atracciones, etc.a, llegando incluso a plantearse nuevos proyectos cinematográficos de primer nivel.

El diseño más común para un muppet de Jim Henson es un personaje de boca enorme y ojos esféricos muy grandes. Normalmente están hechos de materiales blandos. En sus comienzos Henson fabricaba los muñecos originalmente con elementos cotidianos: pelotas de ping pong, toallas, lijas, esponjas. Los muppets originales no tenían gran expresión facial ni articulaciones definidas “y bracitos y piernas cortas”, pero lograban gran expresividad a través de la manipulación y voces de sus titiriteros.

El titiritero normalmente sujeta la marioneta por encima de su cabeza o frente a su cuerpo, con una mano (Principalmente la derecha) opera la cabeza y la boca y con la otra las manos y brazos, ya sea con dos alambres rígidos o con guantes y mangas especiales. Una consecuencia de este diseño es que la mayoría de muppets son zurdos dado que el titiritero usa su mano derecha para operar la cabeza mientras que opera los brazos con su mano izquierda. Existen otros diseños comunes y formas de operarlos. En algunos muppets, varios titiriteros controlan un solo personaje; el artista que controla la boca normalmente provee la voz para el personaje. medios para operar marionetas para cine y televisión, incluyendo el uso de hilos colgados, motores internos, control remoto, suplentes en trajes, usos de pantalla azul y verde e imágenes manipuladas por computadora. El uso creativo de una mezcla de técnicas han permitido crear escenas en las que los muppets aparentan montar una bicicleta, remar en un bote e incluso bailar.

Algunos Muppets famosos son Kermit the Frog (la Rana Gustavo en España o La Rana René en Latinoamérica), Miss Piggy conocida como Señorita Cerdita, Fozzie el oso, El cocinero sueco, El gran Gonzo, Rowlf el perro y Animal. En la TV, el programa más famoso es El Show de los Muppets, aunque han existido algunos otros, incluido un late night. La rana René (o Gustavo) además de ser el más famoso dentro del mundo de Los Muppets, también se le puede ver en el famoso programa infantil Sesame Street, también con personajes y creaciones de Jim Henson.

Después de varios intentos fallidos, The Walt Disney Company compró The Muppets en 2004, exceptuando los personajes de Sesame Street, que habían sido vendidos previamente a Sesame Workshop, y algunos otros personajes.

La popularidad de The Muppets creció tanto que han hecho apariciones en películas (independientes de la filmografía propia) como Rocky III, y han sido entrevistados en programas de alta audiencia en los Estados Unidos como Larry King Live.

El programa original de televisión, llamado The Muppet Show (El Show de los Muppets), en Latinoamérica, o El show de los Teleñecos, en España) fue transmitido en los Estados Unidos de 1976 a 1981 y distribuida por Henson International Television, y tuvo gran éxito también en Hispanoamérica y Europa. Esta serie en un principio iba a ser dirigida al público adulto, pero por su atracción a los niños fue dirigida al público infantil y juvenil. A su vez, se realizaron una serie de dibujos animados con estos personajes, llamada Muppet Babies (Los Pequeñecos en España), que representaba a varios personajes de la serie original como infantes. A mediados de los noventa, el espacio volvería bajo el nombre Muppets Tonight, con todo el elenco original y algunas adiciones.

Antes de concluir, recurro una vez más a la patria virtual construida por Akekure para dar voz a algunos de los jóvenes cubanos que, niños un día y hoy exiliados, reflexionan en sus comentarios sobre las causas y razones por las cuales esta inmensa marea de nostalgia sigue conectando a seres que nunca se conocieron y están hoy separados por mares y distancias insalvables. Ellos, desde su melancolía, responden de un modo excepcional cualquier incógnita sociológica que pueda formularse acerca de este fenómeno propio de la cubanidad, y en sus lenguajes de gente común alcanzan una visión muy lúcida:

“La generacion perdida” de Cuba, somos todos los nacidos desde finales de los 60’s hasta finales de los 70’s, y creo que estos “muñequitos” se metieron en lo mas profundo de nuestro subconciente, e influyeron en nuestro comportamiento futuro y en la forma de ver la vida. No eran dibujos animados con transfondo politico, eran mas sanos y enseñaban muchos valores morales, sin violencia y cosas sin sentido, ademas de fomentar nuestros deseos de conocer nuevas cosas y viajar. Hoy los veo y me hacen recordar las mejor etapa de mi vida, algunos seran un poco feo y ridiculo, pero nosotros lo disfrutabamos muchos. Quizas nos causaron un “trauma”, pero en el buen sentido de la palabra. Sin quitar valor a las demas generaciones de cubanos, creo que la “generacion perdida”, es la generacion que mas exito ha tenido, vivimos muchos momentos de cambios, siempre aspiramos a ser y tener cosas mejores, hoy una buena parte de esa generacion vive fuera del pais.
Por lo demas, gracias “muñequitos rusos” por ser parte de mis mejores momentos.

……………………..
Por increible que parezca cuando he comenzado a mirar esta pagina y los comentarios en ella, no he tenido mas remedio que llorar como un idiota, hay tanto detras de cada fragmento, de cada comentario, de cada frase en el recuerdo a veces oculto, a veces a flote, pero lo mas importante, me has llevado a mi niñez y lo unico que puedo decir es solo gracias.
Soy cubano que vive en Madrid, gracias una vez mas. “No sabes hacia donde vas, hasta que no sepas donde has estado” seguramente hoy será un mejor día pues he vuelto a mi niñez y la niñez al fin y al  cabo es lo mejor que he podido rescatar.

…………………………………..

Es más, que podríamos intentar hacer una especie de club donde nos agrupemos aquellos que formamos parte de lo que yo llamo “La generación perdida”, o sea, aquella que nació en la era post-revolucionaria (nuestros padres de una forma u otra vivieron el capitalismo, y sus mentes estuvieron de cierta manera influenciadas por esa etapa) y la era de la destrucción de todo aquello en lo cual nacimos, nos educamos, y sobre todo, en lo cual basamos nuestras convicciones. Eso cambió para siempre de la noche a la mañana, y fue dificil (al menos aún no me adapto) reinventar mi filosofía de la vida, y comenzar a creer en otros valores (o antivalores) que desgraciadamente se han impuesto. De vez en cuando, saber que hay otra persona que piensa igual a ti, que ha padecido lo mismo que tú, sin lugar a dudas es un consuelo. Quien sea contemporáneo conmigo y desee compartir cualquier emoción, frustración, nostalgia, recuerdo, no dude en escribirme a: orlandopg_2000@yahoo.com
Suerte hermanos de lucha (y de trauma).

……………………….

Creo que lo que nos pasa no tiene que ver mucho con los muñequitos, sino con la añoranza de mejores tiempos: nuestra niñez.
Yo vivo mejor que nunca hoy en dia, pero recuerdo con nostalgia los tiempos de mi niñez y adolescencia donde no sabia lo que me hacia falta, sino que convertia en magico lo que tenia y soñaba con sueños imposibles y hermosos que nada tienen que ver con iPods y super telefonos.
Tuvimos mejor infancia porque teniamos mas sueños, menos ambición.
Anoche descubri por primera vez este sitio y llore, rei, cante, viaje por el tiempo como si volviera a tener 8 años; somos todos unos afortunados de tener recuerdos bonitos mezclados con otros tantos de dolor.
Creo que nuestro cerebro bloqueó las malas memorias y nos deja recordar con añoranza las pocas cosas buenas que nos pasaron.
Ademas, no dejen de observar que eramos felices escogiendo juguetes de 5ta. y nos conformabamos con cuquitas recortadas de revistas, o no?
No creen que somos afortunados, entones? LO SOMOS!!! podemos escoger las buenas memorias y volverlas a vivir a traves de esta pagina…

Y así termino este breve dossier donde he querido agrupar algunas de las series de animados que los niños, adolescentes y no tan jóvenes cubanos recuerdan con cariño y nostalgia capaces de arrancar a algunos de ellos frases tan duras como esta: “Nadie se imagina qué duro es el exilio”. No deja de ser curioso que una de las marcas de identidad más fuertes y de los vínculos emocionales más sólidos con la patria perdida sean dibujos animados hechos en otros países. Dejo esto como posible tema de reflexión. Yo tendría que mencionar aquí a Elpidio Valdés, pero no lo he hecho porque a mi hija nunca le gustó demasiado, y este largo post está dedicado a ella, a su infancia, a aquellos días que creíamos difíciles mientras los estábamos viviendo y ahora, ya contemplados desde la distancia del tiempo, han resultado ser nuestros años felices. Hoy comprendo mejor por qué mi hija no tiene amigos y se siente tan sola. Sus iguales no están cerca de ella, no tiene con quien compartir valores, emociones, recuerdos. No tiene grupo. Tendrá que convertirse en asidua del blog de Akekure, no veo otra salida.

 

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s