BREVE HISTORIA DE LA CORBATA

CORBATAUna de las primeras cosas en que nos fijamos cuando vemos en pantalla al apuesto Primer Ministro griego Alexis Tsipras es que aunque usa saco, no lleva corbata ni siquiera cuando entra a las más solemnes instituciones políticas extranjeras o de su propio país. Otras figuras políticas de las últimas décadas, como Evo Morales y Pepe Mujica han hecho lo mismo. ¿Habrá en las corbatas, como en todo elemento del vestuario humano, alguna simbología capaz de explicar este rechazo?

He aquí una brevísima definición de la corbata dada por Wikipedia:

… es un complemento de la camisa, que consiste en una tira, generalmente hecha de seda o de otro material que se anuda o enlaza alrededor del cuello, dejando caer sus extremos, con fines estéticos. Es por lo general de uso masculino. El uso de la corbata se origina con el objetivo de cubrir los botones de la camisa.

Que ocultar los botones de la camisa sea en la época moderna el objetivo de la corbata no es algo que se pueda negar así como así, pero se puede cuestionar. No fue esa intención, al menos, lo que dio origen a esta prenda de vestir masculina que hoy ya se ha convertido en unisex y lleva las féminas con igual soltura que los caballeros en sus atuendos de más vestir.

nudodeisisLos orígenes de la corbata se hallan, posiblemente, en Grecia y Roma. Existe una estatua griega que representa a la diosa Isis sosteniendo un sistro, donde la imagen luce sobre el pecho una especie de tira larga que se sostiene por su centro con un botón labrado, lo que vendría siendo el más antiguo antecedente conocido del actual pasador de corbata. En Roma las clases bajas solían anudarse al cuello una soga con un buen tejido de forma triangular, y los legionarios romanos llevaban en su uniforme una prenda similar a la corbata, llamada focale. En la buena sociedad según Séneca, Quintiliano y Horacio, se podía considerar un riesgo dejar el cuello descubierto, así que el focale lo llevaban las mujeres, las personas que tenían problemas de salud y los oradores, para proteger sus cuerdas vocales.

Pero la forma primitiva de la corbata actual nació de un hábito de los guerreros croatas del siglo XVII, quienes, cuando partían a la guerra, recibían de sus esposas un gran pañuelo en prenda de amor y para su abrigo y protección, que ellos se anudaban alrededor de la garganta y les cubría parte del pecho. En 1660, tras haber guerreado contra los turcos, los jinetes del ejército de Croacia llegaron a Francia para ponerse al servicio de Luis XIV, más conocido como el Rey Sol. Sobre su traje tradicional llevaban el paño de lino de colores que anudaban en forma de rosa, dejando los extremos sueltos sobre el pecho. Esta tela los croatas la llamaban hrvatska, que en su idioma significa Croacia. Tanto le gustaron a Luis XIV que diseñó para el regimiento real un pañuelo con la insignia real, al que denominó Cravette. Al regimiento se le conoció desde entonces como el Royal Cravette. La hrvatska se puso de moda y su nombre fue modificándose: fue corvatta o cravatta para los italianos, krawat para los alemanes y gravata para los portugueses. Hacia finales del mismo siglo se impuso la costumbre de anudar suavemente la corbata al cuello, con las dos extremidades enhebradas en un ojal de la chaqueta o fijados con un broche.

Otro gran hito de popularidad para la corbata tuvo lugar con la Revolución Francesa, durante la cual la corbata se convirtió en un signo de status, y por primera vez adquirió  connotación de símbolo político, pues los revolucionarios llevaban corbata negra, mientras  los monárquicos la usaban de color blanco.

Fue tan preponderante el valor adquirido por la corbata como prenda del atuendo masculino que se dice que en 1815 Napoleón Bonaparte, emperador de Francia, perdió la gran batalla de Waterloo contra Inglaterra el mismo día que decidió cambiar el modelo de su corbata.

Y fue nuevamente en Francia donde un grupo de elegantes conocidos como los Incroyables, y más tarde como dandyes en su versión inglesa (nombre de matiz peyorativo), pusieron de moda una extravagante corbata de enormes dimensiones que llegaba casi a esconder la barbilla y el labio inferior.

Caricatura de un caballero francésvestido a la moda de los Incroyables, acompañado por su versión femenina, la  Merveilleuse.

Caricatura de un caballero francés vestido a la moda de los Incroyables, acompañado por su versión femenina, la Merveilleuse.

Lord Brummel, jefe de los dandyes ingleses, para anudarse su corbata necesitaba la ayuda de dos mozos. Fue él quien introdujo el hábito de almidonar la corbata para que mantuviera su rigidez.

El "bello" Brummell, como le llamaron en su época a este dictador absoluto de la moda europea.

El “bello” Brummell, como le llamaron en su época a este dictador absoluto de la moda europea.

En los primeros años del siglo XIX la forma de la corbata empezó a acercarse a la actual, pero entonces era más voluminosa y solo se admitían los colores gris, negro y blanco. Había un modelo bastante generalizado llevado por los políticos, diplomáticos, comerciantes, burgueses y nobles. Los artistas, intelectuales y revolucionarios adoptaron como emblema un modelo conocido como lavallière, caracterizado por dos partes iguales en ancho y largo.

Estilo Lavalliere

Estilo Lavalliere

Fue por esa época que la corbata adoptó sus tres formas más visibles: el nudo (o corbata larga), la galla (o papillón) y el plastron (ascot, o bufanda a la inglesa). No obstante, el célebre escritor francés Honorato de Balzac, creador de La Comedia Humana, escribió un tratado titulado El arte de anudarse la corbata donde contabilizaba al menos veintidós maneras de anudar esta prenda, entre las cuales se encontraban los estilos Windsor (inglés), medio Windsor (español), four-in-and (americano), entre otros.

En 1880, los miembros de la Universidad de Oxford se ataban las cintas de los sombreros alrededor del cuello. Así, el mismo 25 de junio de 1880, se creó la primera corbata del club de esa institución estudiantil, que confeccionara esta prenda con los colores correspondientes. De esta manera, la idea se fue propagando en los otros clubes, universidades y colegios y se convirtió en moda que seguramente debió mucho a una juvenil actitud de desacato ante la atmósfera represiva que caracterizó el reinado de la reina Victoria, y que abarcó todos los sectores de la vida inglesa sin descuidar, por supuesto, el vestuario.

¿Y cómo llevaban la corbata los elegantes de la Belle Epoque de finales de 1800 -los mismos que asistían al cabaret Moulin Rouge- y principios de 19oo, las primeras décadas del Art Nouveau…?

Estilo de corbata usado en 1900 con camisa de cuello puntiagudo.

Estilo de corbata usado en 1900 con camisa de cuello puntiagudo.

También en Inglaterra, en 1924, alguien llamado Jesse Langsdorf descubrió que trazando un ángulo de 45 grados en el corte se desperdiciaba menos tela a la hora de confeccionar las corbatas. Además, la seda no la cortó en una sola pieza, sino en tres, que se cosían luego en otro proceso. Patentó su invento con gran éxito y hoy la mayoría de las corbatas se confeccionan de esta manera, lo que también dio origen de la corbata de rayado transversal.

El ancho de la corbata aumentó en los años 40 con la moda zoot de los EEUU. En los 50 los Teddy Boys británicos las sustituyeron por cordones anudados al cuello, y en los 60 los mods la recuperaron y estrecharon para invadir Brighton. En la década del 70 volvió la moda de la pala ancha. En los 80 asomaron de nuevo los cordones al cuello y a principios de los 90 el director de cine independiente Quentin Tarantino relanzó al estrellato la corbata estrecha al ritmo de ‘Little Green Bag’ y la voz de George Baker.

Para identificar una corbata de calidad deberán tenerse en cuenta los siguientes detalles:

-Debe tener una costura en el extremo de la parte delgada para evitar que ésta se voltee.

-En el dorso de la parte más ancha debe estar apuntalada horizontalmente para de esa manera no permitir que se abra.

-No debe presentar arrugas.

-Debe estar confeccionada en tela de gran calidad que permita que una vez efectuado el nudo, ella cuelgue libre y graciosamente.

-Deben colgar rectas ambas partes (delgada y gruesa) al ser tomadas por la mitad.

-Cuando una corbata trae defectos de confección, al momento de dejarla caer sobre una mesa, o la propia mano, la corbata se torcerá. La tela de una buena corbata no debe jamás ser muy fina y endeble, ya que causaría que el nudo resultara delgado y sin cuerpo. Por eso, en las corbatas de seda, es importante, después de realizar el nudo “abombarlo” un poco con los dedos.

La moda actual es muy abierta en lo que respecta al uso de corbatas y sus nudos tanto como al resto del vestuario de hombres y mujeres. Usted puede elegir qué

Estilo Rocheu, ideal para llevar con frac o chaqué en ocasiones de gran gala.

Estilo Rocheu, ideal para llevar con frac o chaqué en ocasiones de gran gala.

tipo de corbata le gusta para llevar con la ropa que ha decidido ponerse hoy. Si bien es cierto que las reglas del buen vestir dictan que la corbata, lo mismo que el traje completo, es un elemento imprescindible en el vestuario masculino clásico destinado a ciertas ceremonias o lugares de carácter oficial, también es verdad que el estilo casual está muy difundido entre todas las clases sociales. Algunas corrientes de pensamiento tienden a identificar la corbata con ideologías de derecha y con posiciones sociales dominantes, mientras que sienten más afin el estilo casual por estar más cerca de la sencillez que siempre caracterizó la indumentaria de proletariado europeo y norteamericano. En definitiva, ya desde los años 60 del siglo pasado, el movimiento hippye con su consigna “Haz lo que quieras aquí y ahora” dejó establecido el canon del vestuario universal para los siglos venideros, y es difícil concebir una humanidad futura donde el atuendo llegue a homogeneizarse.

 

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s