La misteriosa criatura llamada estrella de mar

Cuando era niña tuve la oportunidad de presenciar en el Acuarium de La Habana un combate entre un erizo y una estrella de mar. Yo sabía que el erizo es un animal marino. Nos conocimos en circunstancias algo dramáticas, cuando los pequeños erizos agazapados en el dienteperro de la playa Arroyo Bermejo me pincharon los pies mientras yo intentaba recoger conchitas y caracoles en los acantilados, pero hasta ese día había creído que la estrella de mar era un muñequito inventado por Walt Disney. Los niños, ya se sabe, tienen una percepción del mundo completamente diferente de los adultos.

Pero aquel día perdí mi inocencia sobre el tema. Al comienzo del enfrentamiento yo estaba segura de que las enormes púas del erizo ensartarían a la “indefensa” estrellita de mar, y durante unos veinte minutos permanecí fascinada ante la pantalla de vidrio que me convertía en espectadora, aguardando el gran final. Sin duda esa era la actitud de los espectadores del circo romano, y como ellos, yo también di mi voto, al erizo por supuesto. Pero perdí la apuesta con mi papá, que desde el principio se declaró fan de la estrella, porque cuando todo parecía eternamente detenido, la estrella hizo un movimiento contráctil que le permitió agazaparse sobre e erizo y lo encerró en un abrazo mortal. Su abdomen, que las púas enemigas nunca lograron hincar, expelió una masa gelatinosa sobre su oponente, y pocos minutos más tarde el cuerpo del vencido se quebró dejando al descubierto bajo la dura corteza pinchuda una carne blanda que la estrella, simplemente, devoró. La impresión fue tan fuerte que jamás he olvidado aquello, y desde entonces siento un enorme respeto por las estrellas de mar y me asusto cuando veo en las playas a un niño o una muchacha sonrientes que sostienen en la mano una estrellita depositada por la marea sobre la arena, como si fuera un juguete o un adorno vistoso.

Y no los culpo, porque realmente las estrellas de mar están entre los animales más bellos que habitan bajo el mar. Hasta su especie tiene un nombre maravilloso con ecos de ciencia ficción: Asteroidea. Clasifican en el género invertebrados y existen entre 1500 y 2000 variedades en todo el planeta. No tienen  solo 5 brazos, como las estrellas que todos tenemos en mente, sino que pueden tener hasta 40, lo que las hace semejantes a los pulpos. Su piel está calcificada para protegerlas de ls depredadores que podrían devorarlas, pero esa no es su única defensa, también sus vivos colores, que pueden ir desde el rojo encendido hasta el naranja y el amarillo, tienen la función de asustar a otros animales que se les acerquen con malas intenciones. También pueden ser grises o de un oscuro tono marrón, pero por lo general esos tintes van perdiendo intensidad cuando el animal muere o es sacado de las aguas. Aunque no llegan a tener púas como el erizo, su pie puede ser granulada o forrada con un manto de pequeñas espinas.

Aunque no tienen cerebro ni sangre,  poseen las estrellas un esqueleto formado por placas articuladas. Las estrellas más pequeñas miden unos dos centímetros, pero pueden llegar a crecer hasta más de un metro. Pueden vivir entre 10 y 34 años, algunas incluso más, y alcanzan su madurez reproductiva entre los dos y los cinco años de edad. Pueden vivir en aguas frías o tropicales siempre que sean oceánicas, nunca en aguas dulces, y se las encuentra hasta los 6 000 metros de profundidad. Su movimiento es mayor de noche y se desplazan mediante un sistema de ventosas que hacen las veces de pies diminutos. A pesar del grosor y dureza de su piel, la estrella de mar tiene células sensoriales que le permiten percibir la luz, el flujo de las corrientes marinas y hasta detectar productos químicos.

Las estrellas de mar no comen solo erizos.  En general consumen presas que se mueven con lentitud como moluscos, percebes, caracoles, gasterópodos y otros invertebrados de la fauna marina. Vuelcan hacia afuera el contenido de su estómago. Sus jugos digestivos contienen unas enzimas muy potentes que disuelven los tejidos de sus víctimas, que luego ella succiona con la boca que tiene en el centro inferior de su abdomen. También pueden comer placton, pero digamos que no es su menú favorito.

Las estrellas de mar se reproducen a través de huevos, que algunas esconden entre las rocosidades del fondo marino o entre las plantas subacuáticas y otras mantienen pegados a sus cuerpos hasta el momento del nacimiento. Pero poseen también la capacidad de regenerarse. Y no hablo de que pueden volver a hacer crecer un brazo que les haya sido amputado, sino de que a partir de un brazo amputado la estrella puede volver a crearse enteramente a sí misma, debido a que este animal tiene sus principales órganos vitales precisamente en la punta de sus extremidades.

Aunque sean tan hermosas las estrellas de mar tienen muchos enemigos. Entre los más peligrosos están los tritones, los lobos de mar, los feos cangrejos y las gráciles gaviotas, los albatros y… los erizos. También el hombre es su enemigo, pues se siente atraído por sus vistosos colores y por su forma, que le recuerda a las estrellas del cielo, con las que siempre ha soñado y que han estimulado tanto la fantasía de la raza humana, en especial de los niños, que las incluyen en casi todos sus dibujos. Si nos fijamos bien, nos daremos cuenta de que las habitaciones de los niños, su ropa, sus juguetes y la decoración de las guarderías y de cualquier espacio que les esté destinado a los pequeños  tienen siempre estrellas de mar dibujadas, coloreadas, impresas, bordadas, en papier maché, en plástico y goma, en fin, en cualquier forma posible las estrellas de mar siempre acompañan a los niños. Lo que muchísimas personas desconocen es que cuando descubren en la playa una estrella de mar y se inclinan sobre ella entusiasmados para cogerla están acercándose a un animal venenoso que puede causarles problemas serios. La potencia de su veneno es muy temida, por ejemplo, por los corales.  Estos les temen tanto que cuando las estrellas se acercan los corales se estresan y eso hace que pierdan sus colores y se tornen pálidos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s