INfeliz 2019

Quienes son habituales de este blog saben que más o menos siempre acostumbro felicitar al mundo cada vez que estamos en Navidades y esperando un nuevo año. Lamentablemente en esta ocasión no encuentro ningún motivo para desear felicidades a nadie, porque el estado del planeta no puede ser peor desde todos los puntos de vista: cambio climático en acción indetenible, un loco en la Presidencia de la primera potencia mundial (parece que no lo van a ser por mucho tiempo más), jinetes de ISIS sobre los cuatro corceles del Apocalipsis, nuevas plagas  amenazando la supervivencia de la especie, más pobreza para muchos y más riqueza para el uno por ciento y el Gobierno secreto del mundo, un político incapaz en la Presidencia del país más grande de Latinoamérica y quinta o sexta economía mundial, y Cuba…, Cuba entrando como dama en baile en un nuevo y anchuroso período especial anunciado por las trompetas fragorosas de la falta de pan y la ausencia de turrones en nuestras mesas de Noche Buena. Ay Jericó…

Lo único que se me ocurre desear a cada persona que quiero, y en general a cada miembro de la especie humana, es que la luz de la inteligencia, la prudencia, la solidaridad con los que sufren, la generosidad, la nobleza de intención y la justeza de propósitos sean dones que traiga el nuevo año y hagan para cada cual más llevadera esta existencia de nuestra raza humana, que parece estar llegando ya a su fin. He visto documentales donde se anuncia que los científicos terrícolas han comenzado una búsqueda ansiosa de asteroides y planetas habitables donde podamos refugiarnos los que logremos sobrevivir a este caos que hemos desatado dentro y fuera de nosotros mismos. Vivimos la ilusión de escapar, pero siempre recuerdo a Bradbury y su advertencia de que, aunque conquistemos los vastos parajes  de Marte, surcados por las barcas de oro de los marcianos refinados y su música celeste y exquisita, donde quiera que vayamos llevaremos con nosotros los nailons vacíos de papas fritas, las pisoteadas botellas plásticas y nuestra tristísima condición depredadora, y seremos  las huestes de Midas, trocando en amargura todo cuanto caiga en nuestras hábiles, crueles e inútiles manos, que solo saben construir máquinas para romper la vida y los más hermosos sueños.

Canto mi propio Requiem por la especie humana, por nuestro planeta magnífico y bello que asesinamos, por todos los que sufren, por los que necesitan piedad, por los que tienen hambre, por los que están enfermos, por los muertos que padecen olvido y desamor. Maldigo a los asesinos, los codiciosos, los torturadores que disfrutan causar sufrimiento a sus semejantes, los egoístas, los mentirosos, los malos hijos que dan la espalda a sus padres en la ancianidad, a los malos gobernantes que no quieren a sus pueblos y solo aman el Poder. Maldigo a los que abusan de la infancia y no respetan su pureza ni se detienen ante la fragilidad de la vejez, a los manipuladores, a los abusadores, los acosadores, los miserables, los estafadores, los  que no tienen capacidad de amar, los que no dan y toman siempre a manos llenas lo que no les estaba destinado, los que alimentan sus corazones con oscuridad y levantan falsos dioses para extraviar el discernimiento y explotar el candor de los inocentes. Maldigo a los que aherrojan la libertad de pensamiento y culpabilizan cualquier deseo que no baile con la música que tocan. Maldigo la indiferencia, la frialdad, la insensibilidad y la maldad.

No tengo religión, aunque fui educada en el seno del catolicismo, pero digo que ninguna de las religiones que conoce hoy la Tierra predica conductas tan nobles como las que Cristo predicó, y no hay código más seguro para vivir sin daño a uno mismo ni a los demás que los Mandamientos que dejó a quienes quisieran creer en el Reino. Maldigo a todo aquel que usa dioses y religiones para intimidar a otros en procura de un botín que no le pertenece. A quienes amenazan con la magia y la hechicería para sembrar el miedo en quienes no quieren dejarse doblegar. Maldigo a los que emplean el fuego para barrer a los que consideran sus enemigos. A los que asesinan, violan y destruyen todo lo que encuentran a su paso.

Deseo a los pueblos que luchan por sobrevivir cercados por el odio, que puedan mantenerse unidos y soberanos hasta que llueva fuego del cielo o sangre la luna sobre nuestras cabezas. Lunas de sangre, sé que las esperan como profetas del Reino. Mi corazón está con ellos, que entenderán mis palabras veladas por la impotencia. Deseo que, de alguna manera, los pueblos odiadores sean borrados del mapa terrestre antes del Gran Final, no más para que podamos esperar la muerte en paz, pues están de más sobre este mundo que habitamos y nunca se convertirán a la tolerancia ni la buena voluntad.

Y para los seres que amo tengo un solo deseo: que nos envuelva a todos el mismo dulce sueño de amor y de confianza los unos en los otros, y aunque estemos físicamente lejos podamos disfrutar sabiendo que nos queremos y ayudándonos aunque sea con la voluntad de los sentimientos. A ti, la niña suave y luminosa que no quiere ser nombrada, te deseo con todas las fuerzas que me quedan y aún con las que ya no tengo, que tu vida resurja de la ceniza en que ahora está, y puedas alcanzar algo de paz y de satisfacciones hasta que debas partir; que se vaya el dolor de tu cuerpo y encuentres amor puro, sincera y plenamente cuando yo me haya ido; que no estés sola ni desprotegida ni olvidada, que no seas despojada ni vulnerada ni mancillada. De entre mis pocos deseos es el más intenso y el mayor verte feliz. Que así sea.

 

 

Anuncios

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica literaria, guionista de cine, radio y televisión
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a INfeliz 2019

  1. Lizzyocean dijo:

    Muy triste todo!! Se que el futuro cada vez es mas negro.Pero esa politica odiadora empezo hace mas de 60 anos, muchos mas la empezo Lenin Stalin q es el dictador q mas personas ha matado familias enteras…Hitler…y otros q mejor ni mencionar.Hoy el mundo esta acabado ya es tarde…lo peor de la especie humana tiene el poder…por lo menos aqui podemos respirar y comer todavia y estar con la familia en Cuba la destruyeron no hay un solo hogar donde este toda la familia reunida para estas fechas…los hijos q pudieron volar se fueron a otros los fusilaron o se ahogaron tratando de huir..otros murieron en otras tierras en vano…los cubanos se extinguen solo va quedando una poblacion q ya no puede mas…No se le puede echar la culpa siempre al imperialismo ni al LOCO q solo lleva dos anos y paro a ISIS el solo.No seamos injustos muchos son los malos y el peor q ayudo a destruir Cuba y muchos paises esta alla disfrutando y vivito y coleando.Lo siento Gina siento tu dolor y me duelo por eso pero no me gusta la injusticia con.los q no tenemos nada q ver con esa Gran desgracia q es Cuba.Te quiero.M

  2. JORGE PEREZ dijo:

    amiga gina aunque real muy triste tu INFELIZ,DE UN MODO U OTRO EL MUNDO SIEMPRE HA ESTADO EN CRISIS Y SU COMPORTAMIENTO SIEMPRE HA SIDO HORRIBLE,CIUDADES SAQUEADAS,ASESINATOS EN MASA,ROBO,Y TODAS LAS MALAS COSAS QUE SE HAN VIVIDO,PERO EN MEDIO DE ESE VOLCAN EN QUE VIVIMOS VEO LA NAVIDAD COMO UN REMANSO DE AMOR Y UNION Y PESE A TU ESCRITO TE DESEO UNA FELIZ NAVIDAD Y QUE EN EL PROXIMO ANO NOS REGALES LAS COSAS LINDAS QUE ESPERAMOS DE TI.

    • Gina Picart dijo:

      Mi post es solo para los malvados que, bueno…, son legión en este mundo, pero las personas buenas no deben sentirse aludidas. Sucede que yo he encontrado en esta vida mucha más maldad que piedad o compasión, por eso maldigo a tanta gente. No me hagas caso. Para ti cosas lindas.

  3. heilen dijo:

    Qué decir ante tantas verdades juntas…ojalá podamos aprender como especie a respetarnos y a respetar a nuestra Tierra.
    Su último párrafo me conmovió, tengo un hijo pequeño, de 2 años, y me imaginé en su posición al decir estas palabras.Quisiera que todo mejorara para usted y su familia y el resto del mundo.
    Un saludo y mis mejores deseos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s