ENGAÑO: el octavo pasajero (VI)

Este es el sexto de una serie de artículos que intentan advertir a las personas sobre el peligro de manipulación ideológica, cultural, religiosa, política y social que representan las noticias falsas y las teorías de la conspiración, fenómenos que han tomado al mundo por asalto desde que Donald Trump obtuvo la Presidencia de los Estados Unidos en 2016. Existen empresas que obtienen los datos que usted revela en sus redes sociales y los usan para personalizar sus estrategias de manipulación. Usted puede ser confundido y su mente manejada por narrativas que, en algunos casos, van dirigidas puntualmente a grupos vulnerables a determinados asaltos psicológicos. Usted debe ser consciente de que estas manipulaciones pueden provenir de aquellos en quienes más confía, incluso de sus líderes religiosos. Todos debemos ser objetivos e informarnos sin pasión antes de dejarnos llevar por la pasión. Si lo desea tome partido pero, primero, sepa por quién y por qué.

 [QAnon] Es un movimiento unido en el rechazo masivo de la razón, la objetividad y otros valores de la Ilustración. Y es probable que estemos más cerca del comienzo de su historia que del final. Mirar a QAnon es ver no solo una teoría de conspiración sino el nacimiento de una nueva religión.

Adrienne LaFrance

Escritora

QAnon representa una amenaza para la seguridad pública con potencial futuro para convertirse en una amenaza terrorista nacional de mayor impacto.

Centro para la Lucha Antiterrorista de West Point

El largo brazo de un apócrifo

Los apócrifos y otros juegos intelectuales pueden ser, a veces, muy divertidos, como el caso de un conocido mío pintor, escritor, periodista y persona del círculo íntimo del gran poeta cubano Eliseo Diego, quien creó, junto con Diego, el personaje de una poeta que vivió en la Inglaterra medieval, supuestamente una barda, cuyos versos escribieron entre los dos en tardes empapadas de inspiración y espíritu lúdico. Esa poeta fantasmal se convirtió en la protagonista de la tesis con la que el entonces joven estudiante obtuvo su Licenciatura en Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana y, además, recibió calurosas felicitaciones por haber traducido al español a una artista anglosajona desconocida en Cuba. Las consecuencias de este engaño fueron la nota más alta para el muchacho, y todo el asunto terminó en los archivos de la Facultad de Lenguas Extranjeras, donde yace un poemario apócrifo e inédito escrito por Eliseo Diego. Ese fue el único mal saldo de aquella broma: que nunca lo leeremos.

Otros experimentos de creación de apócrifos no han tenido, a la larga, resultados tan acariciadores, como es el caso del escritor Luther Blissett, aparecido en el panorama de la literatura europea en 1994. Esta persona no es un individuo, sino cuatro jóvenes de la ciudad italiana de Boloña, quienes concibieron un performance colectivo denominado Proyecto Luther Blisset. El nombre lo tomaron del entonces famoso delantero de un equipo de futbol. Su propósito era el sabotaje cultural e informativo, y aunque no estaban desprovistos de varios tintes ideológicos, su accionar fue al principio más burlesco y esperpéntico que otra cosa. El calificativo de agitadores sociales no les vendría mal. Ellos se consideraban artistas del performance.

El rostro imaginado para Luther Blissett

En 1995 la cuarteta intervino en un programa televisivo dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas, para denunciar el caso de un ciudadano inglés desaparecido en Italia, cuya vida recrearon con todo tipo de detalles (incluyeron fotos trucadas y otras “pruebas” des su existencia) hasta convertirla en algo cuya verosimilitud quedaba fuera de toda duda. El programa, la policía y los medios de prensa italianos e ingleses creyeron el bulo y se creó un ambiente muy tenso en torno al “caso”, hasta que la verdad se filtró a la prensa. Esta y otras bromas convirtieron a Luther Blisset en un héroe muy popular en Italia. Entre 1995 y 1997 lideró una extraña acción colectiva en la región del Lacio, donde miles de personas comenzaron a celebrar misas negras, simulacros de sacrificios rituales y cacerías de brujas en los montes de la ciudad de Viterbo. La prensa denunció los hechos, se desató una tremenda psicosis colectiva y al final el escritor de cuatro cabezas se presentó en la tele para reivindicar la autoría del hecho. En 2007 llevaron a cabo una broma muy peculiar: se hicieron pasar por un grupo de hackers católicos y difundieron en una lista de correos el final del entonces último libro de la saga de Harry Potter. Además, incluyeron en el mensaje unas palabras (apócrifas) de condena del Papa Benedicto XVI a toda la saga de Potter. Dije que esta broma me parece muy peculiar porque es casi idéntica a la que llevaría a cabo el grupo Anonymous un año después de su aparición en internet como una de sus primeras acciones callejeras. Me referí a ese hecho en el artículo de esta serie que dediqué a ese grupo de cyberactivistas —o cyberhacktivistas, como ellos prefieren calificarse a sí mismos.

Pero lo que me parece más significativo en la historia de Luther Blissett es que estos cuatro muchachos, a quienes creo haber conocido y entrevistado en una Feria del Libro de La Habana hace ya muchos años, publicaron en 1999 una novela escrita, por supuesto, a cuatro manos, con una compleja trama histórica que contaba el surgimiento del anabaptismo, el luteranismo y la guerra de los campesinos alemanes de 1524-1525. Aunque alguna crítica tachó a la novela de caótica, su sesgo historicista les valió a sus autores que mucha gente pensara que el verdadero escritor era el conocido semiólogo italiano Umberto Eco. La novela fue publicada de inmediato por la editorial italiana Einaudi, con versiones al español, francés, alemán, holandés, danés, griego, portugués, inglés y puede que en otros idiomas de entonces a acá, y se convirtió en un importante éxito de ventas. ¿Su título? Q. Luther Blissett se convirtió en un seudónimo utilizado en Europa y Norteamérica por artistas, activistas y performances con diferentes posiciones ideológicas o ninguna. Fue, literalmente, un movimiento de hinchapelotas del establishment donde quiera que surgió.

La rápida expansión del fenómeno Luther Blisset por al menos dos continentes y la afiliación al mismo de un número desconocido de personas (jamás se sabrá su número) también guarda cierta similitud con la velocidad de propagación e infiltración de QAnon en una gran parte del planeta. De los foros de 4chan QAnon saltó a las redes sociales y de ahí se propagó por todos los estados de la Unión, varios países de Europa y Australia y, lo que resulta casi incomprensible, a América Latina, a pesar de su ideología definitoria, el supremacismo blanco de filiación neonazi y creyente en la superioridad de la raza anglosajona, ideología con la cual, si la lógica funcionara, poco tenemos que ver quienes vivimos por debajo de la línea del Ecuador. Genéticamente al menos, porque sí hay un aspecto clave en el que las dos regiones planetarias comulgan cada vez más, pero eso será motivo de análisis en el próximo artículo de esta serie.

¿Existe alguna relación entre el Proyecto Luther Blissett, Anonymous y QAnon? Me gustaría pensar que algún hilo los une, pero no es más que una hipótesis. Posible, pero no probable, al menos por mí. ¿Fue Q una inspiración…? Muchos lo creen.

Pese a la ofensiva —bien tardía por cierto— que las redes sociales como Facebook, Twitter y otras libran hoy contra QAnon suprimiendo miles de cuentas de sus afiliados y cientos de sus páginas y grupos, no faltan sitios prestos a acoger a los expulsados, como el foro 8chan,  supremacista y de extrema derecha, cerrado luego de que tres de sus miembros habituales cometieran asesinatos masivos en Nueva Zelandia, en una sinagoga de California, USA, y en la ciudad de El paso, Texas, también en USA, y posteriormente el foro 8kun, clasificado por el FBI y otras agencias de Inteligencia entre los sitios de odio. Los grupos de QAnon cambian de nombre o se involucran en comunidades como el Tea Party, según afirma Ángelo Carusone, director de Media Matters para América. También han acudido a otros modos de camouflaje, por ejemplo se infiltran en Facebook en grupos de espiritualidad, de bienestar y de medicina alternativa. Esta pudiera ser una respuesta a mi pregunta de cómo están llegando algunas teorías de la conspiración a mis amigos habaneros entusiastas de la New Age.

No hay que subestimar el hecho de que el terreno está abonado por la influencia masiva de los planteamientos conspiranoicos de series como Black Mirror y Ex Files, como demuestra el hecho de que muchos miembros de QAnon sientan una fuerte identificación con Los Pistoleros Solitarios, el simpático grupo de nerds amigos del investigador del FBI Mulder en Ex Files, dedicados a descubrir la información que oculta el Sistema y a desenmascarar sus tramas que atentan contra la Humanidad. Ser Fox Mulder es bastante difícil, porque es un personaje construido sobre el arquetipo del Héroe, un poco más allá del alcance de la modesta condición humana, pero cualquiera puede ser un pistolero solitario si tiene un buen ordenador y maneja la computación. Ese listón queda mucho más a la mano del hombre común.

QAnon viola fronteras

Qanon llegó a la América Latina. Sus grupos llevan el nombre del país en que operan. QAnon Costa Rica, creado el 28 de junio de 2020 tenía, hasta el momento en que comencé a escribir estos artículos, más de seis mil setecientos seguidores. QAnon Argentina, creado una semana después, tenía cuatro mil ciento ochenta y tres miembros. También hay grupos QAnon en México, Brasil, Guatemala, Panamá y Uruguay, y un grupo llamado QAnon Latinoamérica con más de cuatro mil miembros.

Estos grupos latinoamericanos no se centran tanto en el tema político, aunque muchos de sus miembros acepten la teoría conspiranoica de Trump como salvador del mundo contra una élite demócrata pedófila y satanista, pero en general les interesan más otros temas como el cambio climático, la Covid-19, el arresto del Papa Francisco por hacer sacrificios de niños al dios Moloch, la maléfica intención de Bill Gates de difundir en el planeta, a través de su Fundación, vacunas que contienen chips para ser implantados en las personas con el fin de controlarlas mentalmente, apartarlas de Dios o volverlas homosexuales. Fue en una entrevista, hecha por algún medio de prensa a un seguidor peruano de QAnon, donde hallé referencia a la caída de los cuatro pilares del Sistema que ya mencioné en artículos anteriores de este seriado y escuché antes, para mi desconcierto, en boca de mis amigos habaneros como un postulado de la New Age. Según afirma Julia Ebner, periodista de The Guardian, en su libro La vida secreta de los extremistas: cómo me infiltré en los lugares más oscuros de Internet :

Nunca antes habían estado los actores y movimientos extremistas más conectados internacionalmente que ahora. Los foros y puntos de encuentro globales en internet —ya sean para encuentros románticos o juegos de detectives colectivos— han permitido que grupos marginales se conviertan en comunidades online mucho mayores. Su único argumento de venta es que cultivan vínculos entre individuos afines por todo el mundo. Las conexiones pueden basarse en puntos en común extraños, como la creencia en teorías conspirativas o el deseo de prevenir la supuesta extinción de la raza blanca. Dichas comunidades conectadas en red pueden servir tanto de puerta de entrada como de aceleradores de la radicalización, pero aún más importante es el hecho de que permiten que movimientos regionales eleven su influencia a un nivel transnacional.

¿Podría un grupo de locos fanatizados, supremacistas blancos sin formación universitaria, señoras histéricas de la tercera edad, hispanos confundidos, etc. conformar un movimiento con semejante potencial de engaño, persuasión, radicalización, organización y alcance transnacional?

¿Una nueva religión…?

Existe cierto consenso en Internet sobre el perfil psicológico de los seguidores de QAnon. Analistas, expertos, sociólogos y qanólogos concuerdan en que estos, o al menos sus miembros más activos, son varones sin capacitación profesional que no estudian ni trabajan o desempeñan empleos poco atractivos, viven en los sótanos de sus padres y tienen poco o ningún contacto con el género femenino, y muchos de ellos

…se asumen como «perdedores», marginales, dejados de lado por la sociedad. Esto se traduce en un sentimiento común: frustración, que luego deviene en bronca, odio y resentimiento. Frustración con el modelo de vida «occidental». En línea con el estilo de pensamiento 4chanero, la mayoría de los usuarios serían «betas», es decir, fracasados (lo contrario de «alfas»).

Una definición bastante buena que recuerda a los “hombres blancos enojados”, mayoría en la base electoral del Presidente Donald Trump”. Cualquier semejanza ¿es pura coincidencia? Estos enojados están convencidos de que Occidente enfrenta su decadencia porque ha perdido sus valores clásicos, o sea, los de la raza anglosajona, porque hay algo en que los QAnon están muy claros, desde el primero hasta el último de sus filas: todos los blancos no son blancos en el sentido estricto de la palabra: únicamente los anglosajones lo son. Esa convicción los lleva a repudiar la inmigración, sobre todo la árabe (que consideran una invasión) y la latina, al pueblo afroestadounidense, a los nativos norteamericanos, a los homosexuales, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, etc. Esta descomposición es resultado de la verdadera Conspiración, con mayúsculas, liderada por la ONU, el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea, la Organización Mundial de la Salud y el sionismo mundial, además de otras muchas instituciones internacionales que representan a los ojos qanicos el odiado establishment, el famoso Estado Profundo que les roba cada día la cuota de bienestar y realización personal a que tienen derecho por su condición de raza superior, y quiere, además, reemplazarlospor un conglomerado de razas inferiores. Esto quedó muy claro cuando la histórica noche del 11 de agosto de 2017, apenas un año después de la toma de posesión de Trump como Presidente, cientos de jóvenes marcharon por las calles de Charlottesville portando antorchas encendidas al grito de: “¡No seremos reemplazados!”. Lo que las personas sensatas llaman narrativa del odio es, para los seguidores de QAnon, legítima defensa de los derechos y valores genéticos, sociales y culturales de los blancos anglosajones; entre estos derechos incluyen la propiedad absoluta de los Estados Unidos, país que están convencidos de haber construido ellos solos, sin participación de sus indeseables minorías ocupantes que hoy les amenazan con la insoportable y sucia Mezcla.

Hombres blancos enojados.Entre ellos hay miembros del grupo supremacista Proud Boys, la milicia violenta que busca la guerra civil y el fin del Estado Federal, y a la que Trump dio orden, durante su debate presidencial con el candidato demócrata Joe Biden, de retroceder y esperar, por si acaso él no ganara en las elecciones en noviembre.

Estos elementos, numéricamente mayoritarios entre los seguidores de QAnon, son quienes, según Ebner, consultan a Q” en los foros como a un oráculo” y le hacen preguntas como las que siguen:

¿Cuál es el gran secreto sobre la Antártida?

¿Qué mercados de valores caerán?

¿Es Boris Johnson digno de confianza?

Y [Teresa] May, ¿¿¿es buena o mala???

¿Es posible viajar en el tiempo?

¿Nos va bien Mueller?

¿Es Michelle Obama un hombre?

¿Caerán el Gobierno de Ocupación Sionista y el marxismo cultural?

Solo para cerrarles la boca a los terraplanistas. Q, ¿es la tierra plana?

¿Está vivo JFK hijo?

En ocasiones, Q responde algunas de estas interrogantes con un parco No.

Parecen tontos, ¿verdad?, gente con pensamientos muy desordenados, erráticos y de un primitivismo neanderthalico…

Pero, según las observaciones hechas por Ebner durante su infiltración en las filas de QAnon, este grupo devenido movimiento mundial es todo lo contrario de caótico, y tiene una estructura central altamente organizada. A continuación reproduzco algunos párrafos muy interesantes de su libro:

Al igual que los periodistas de investigación y los agentes de inteligencia, los ‘anon’ recopilan supuestas evidencias día y noche. El sistema de archivo de QAnon es impresionante. Es probable que sus partidarios sean incluso más ordenados que algunos departamentos burocráticos gubernamentales. Me desplazo por un archivo tras otro de noticias falsas, gráficas disparatadas y alegaciones absurdas, todas con número de serie y categorizadas en diferentes secciones. La mayoría de los canales están conectados con otros más especializados: uno solo para noticias publicadas en YouTube, otro para cuentas seleccionadas de Twitter, un tercero de recursos para la guerra de ‘memes’… Y en medio de esta colección de datos y listas interminables de abreviaturas cuentan incluso con un ‘bot’ de ritmo que publica sugerencias musicales: Elvis Presley, Pink Floyd y Bob Dylan están entre sus favoritos.

Registros del linaje de famosos guardados con celo, artículos de noticias reunidos meticulosamente y un diccionario repleto de referencias extraídas de películas ‘hollywoodienses’ de ciencia ficción. Aquí es donde nacen los nuevos relatos cada día y donde toman forma todas las teorías clásicas de la conspiración: que el 11-S y el 7-J fueron ataques realizados desde dentro; que las muertes de Diana, Kennedy y Osama Bin Laden fueron fingidas, simuladas o mentira, o que científicos y medios guardan silencio sobre el origen del VIH y la existencia de extraterrestres.

En la categoría «Linajes», los ‘anon’ investigan los ancestros de cualquier persona de la que sospechan: la familia Li china, los Rockefeller, los Kennedy, los Clinton, las familias Disney y McDonald o la familia real. «La reina británica desciende del profeta Mahoma —afirma un ‘anon’—. Su linaje se remonta a cuarenta y tres generaciones.» Creen que tres familias controlan el mundo como la camarilla global del Nuevo Orden Mundial: la Casa de Saud, los Rothschild y los Soros, que han acumulado riquezas durante generaciones y controlan prácticamente cualquier Gobierno poderoso e institución pública y privada que podamos imaginar, y seis compañías controlan todo el espacio informativo: GE, News Corp, Disney, Viacom, Time Warner y CBS.

Veo la equis roja dondequiera que mire, lo cual significa: «Nos están censurando». El símbolo fue aprobado originalmente por el comité de supervisión de ‘emojis’ de Unicode 6.0 (efectivamente, hay un comité de supervisión de ‘emojis’) para indicar negación o advertencia, pero ha sido adoptado por la Alt-Right para denunciar las campañas contra el discurso de odio en las redes lanzadas por Facebook, Twitter y Google, entre otras compañías. En el mundo de QAnon, los gigantes tecnológicos forman parte de la conspiración masiva.[1]

En cuanto a la dinámica diaria del funcionamiento de QAnon, continúa explicando Ebner:

Joe sugiere empezar el día a las cuatro de la madrugada, hora del este, que es cuando comienzan las emisiones del día en Estados Unidos. «Necesitamos tener preparado todo lo necesario (pruebas, fuentes, etc.) y enviárselo a todos los grandes medios antes de las cuatro». Estructuran el trabajo diario en ciclos de cuatro horas con arreglo a los pasos siguientes: primero, aviso legal; segundo, noticias; tercero, ORACIÓN[2]; cuarto, normas de moderación para la jornada, incluyendo temas prohibidos, y quinto, el presentador hace un resumen de lo que ha ocurrido esas cuatro horas. Para permanecer en el grupo es necesario que te asignen un cargo según una evaluación de habilidades que responda a descripciones de roles detalladas. Puedes ser presentador, productor, mentor organizador, mentor reportero, mentor investigador o moderador.

Estructuran el trabajo diario en ciclos de cuatro horas con arreglo a los pasos siguientes: primero, aviso legal; segundo, noticias; tercero, oración; cuarto, normas de moderación para la jornada, incluyendo temas prohibidos, y quinto, el presentador hace un resumen de lo que ha ocurrido esas cuatro horas. Para permanecer en el grupo es necesario que te asignen un cargo según una evaluación de habilidades que responda a descripciones de roles detalladas. Puedes ser presentador, productor, mentor organizador, mentor reportero, mentor investigador o moderador.

«¿Cómo puedo ayudar?», le pregunto a uno de los moderadores.

«Me gustaría que hicieras informes para subirlos a este servidor y poder consultar más información que vaya llegando, sobre todo relacionada con Q, así como eventos actuales y que cuenten la verdad pura y dura, incluso aquella que el ‘statu quo’ no acepta. ¿Hay algún área específica que consideres tu fuerte?», responde Max, que también es miembro de QEurope, QNN (una abreviación de QAnon), Operation Name and Shame, Meme Warfare y The Freedom Fighters, entre otros. «Las personas como tú son útiles a la hora de difundir información. Puedes unirte aquí a mi servidor.» Sigo a Max hasta el QOffice. Me explica que el ‘bot’ del canal de noticias ya proporciona información de cinco fuentes, entre las que se incluyen Naturalnews, Southfront, No Agenda, Zerohedge y SGT Report.

«¿Cuánto tiempo debo dedicarle a esto?», pregunto.

«No hay requisitos para los roles. Tienes tus habilidades, así que puedes usarlas. Yo soy más bien un archivador.»

Definitivamente, esta organización perfecta que alcanza cotas obsesivo-compulsivas no puede provenir de un megagrupo de paranoicos simplones que aglutina, según las peores estadísticas, millones de miembros dentro de los Estados Unidos. A estas alturas, QAnon USA tiene una jerarquía muy bien definida y una cúpula que hace las veces de placenta nutricia con respecto a los niveles inferiores y dirige todas las operaciones del movimiento hacia el mundo. Es una hipótesis, pero la lógica indica que altamente probable. No me parece casual que 75 partidarios de QAnon fueran candidatos en las primarias para la Cámara y el Senado, que 20 se abrieran camino a las elecciones generales en noviembre, ni que la candidata republicana por Georgia, Marjorie Taylor Greene, se impusiera a su rival el pasado 12 de agosto y muy pronto tendrá una curul en el Congreso de los Estados Unidos. Esta dama con aspecto de granjera desaliñada, cabello silvestre, traje sastre que cae sobre su cuerpo como una funda de arpillera y teléfono celular con carcasa blanca salteada de puntitos negros —a quien Trump ha llamado “nueva estrella republicana”—cree que no fueron los fundamentalistas de Al Qaeda los autores del atentado contra las Torres Gemelas, sino el Estado Profundo, que Barak Obama es un musulmán nacido en Kenya y contrata sicarios de la mara MS-13 para asesinar a políticos molestos, entre otras muchas teorías conspiranoicas.

Pero ¿  quiénes integran esa cúpula o se ocultan tras ella como el poder detrás del trono?

En agosto de 2018 una foto de Michael Lebron, el principal teórico de la conspiración de QAnon, apareció en algunos medios sociales. En ella se le ve visitando cordialmente al Presidente Donald Trump en el Despacho Oval. Es casi imposible que esa foto, publicada por The Washington Post[3], sea un montaje en la cuerda de las fake news. ¿Habría que pensar en ella como en un mero fruto del azar concurrente, como diría Lezama Lima…? (Continuará…)


[1] En la versión del juego de simulación virtual Los Sims que trae el barrio ecológico y reciclable, hay un elemento decorativo que consiste en dos rayas muy finas que se cruzan formando una X. Cuando se hace click sobre él para arrastrarlo al juego no ocurre nada. ¿?

[2] Esta palabra la he puesto en mayúsculas para destacarla, porque en próximos artículos de este seriado será objeto de análisis particular.

[3] Puede verse en https://www.washingtonpost.com/politics/conspiracy-theorist-shares-oval-office-photo-with-trump/2018/08/24/8363548a-a816-11e8-a656-943eefab5daf_story.html y en Instagram

Acerca de Gina Picart

Soy escritora, periodista especializada en La Habana de la colonia y la república, investigadora, crítica de arte, guionista de cine, radio y televisión, pero este blog se propone combatir el maltrato animal y procurar en Cuba su castigo más severo y radical
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ENGAÑO: el octavo pasajero (VI)

  1. Cuanta bobería anti Trump, pero para nada anti castrista ni anti comunista….

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s